El pedido de Lufthansa para volar a Malvinas y la necesidad de Cancillería de “sumarse un poroto”

0
583

La disposición de Lufthansa de modificar una ruta vía Ciudad del Cabo – debido a la Pandemia – y volar directo desde Hamburgo hacia las Islas Malvinas generó un sorprendente “intercambio” diplomático. Los dos vuelos con Airbus A350 – programados para el 1 de febrero y el 30 de marzo – trasladarán a un grupo de investigación científica que en Puerto Argentino embarcará rumbo a la Antártida. Así, la aerolínea solicitó como corresponde ante a la ANAC los permisos para sobrevolar espacio aéreo argentino y poder utilizar a Ushuaia (lo mismo hizo con Punta Arenas, en Chile) como aeropuerto alternativo. Este “trámite estándar” generó que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina preparara un comunicado donde “se destaca la relevancia de la solicitud de Lufthansa presentada a las autoridades argentinas, ya que implica el reconocimiento de las Islas Malvinas como parte del territorio argentino”. El canciller Felipe Solá aseguró además que la Embajada de Alemania también solicitó autorización a la Prefectura Naval Argentina para que el barco Polarstern ingrese a “Puerto Argentino”. Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania tuvo que salir a aclarar, primero, que una aerolínea no es un país, y segundo que la posición de su gobierno sobre las Islas Malvinas no había cambiado. “Las actividades de las empresas privadas – quizás de allí la confusión de Felipe Solá – no pueden atribuirse a la República Federal de Alemania y no tienen consecuencias internacionales”, indicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here