La semana aérea en la Argentina. Entre nuevos aviones que llegan, otros por venir, amenazas de bomba y un presidencial que se hace desear…

1
1638

Casi en paralelo, durante la madrugada del domingo, Aerolíneas Argentinas se hizo con dos nuevos aviones. Por un lado, llegó un nuevo A330-200 con matrícula LV-KHT c/n 1191 que buscará potenciar (o recuperar) la flota de largo alcance. El noveno aparato del modelo que operará para la compañía estatal aterrizó en Ezeiza proveniente del aeropuerto regional de Marana, ubicado en Arizona, EE.UU., donde se encontraba almacenado.

La aeronave operó con anterioridad para South African Airways, al igual que un segundo aparato similar que se sumaría en el corto plazo como LV-KHU. Aviones de 12 años que estuvieron parados los últimos meses y cuyo lessor es Air Castle.

Una novedad que llama la atención a los especialistas es que estos aviones están impulsados por motores Rolls Royce Trent modelo 77DB-60, cuando el resto de la flota A330-200 de la aerolínea estatal dispone de turbinas General Electric (además de contar con una configuración interna también distinta, con más asientos en Ejecutiva).

Hasta hace dos años la compañía disponía de 6 A330-200 con motores General Electric y 4, los más antiguos, con turbinas Pratt & Whitney de bajo peso de despegue lo que limitaba la operación a algunos destinos. De estos 4, dos fueron reemplazados por aviones ex TAP, con motores GE y también bajo peso de despegue – lo que llamó la atención –  y dos ahora con máximo peso de despegue, pero con motores Rolls Royce.

Por otra parte, desde el aeropuerto regional de Dothan, Alabama, (previa escala técnica en Punta Cana) llegó el esperado segundo B737-800F carguero para Aerolíneas. El avión, matrícula LV-KHQ serial number 30571/935, será trasladado a los talleres de FADEA en Córdoba para los trabajos de pintura.

La aeronave cuenta con todas las prestaciones necesarias: detección de humo, portón de carga hidráulico y apertura total para el ingreso de vehículos, maquinaria y contenedores. La capacidad de carga total es de 24.000 kilos y/o 12 pallets. Cabe recordar que el primero de estos dos aviones ya se encuentra operativo desde el 3 de mayo cuando tuvo su vuelo de bautismo a la ciudad de Rio Grande, Tierra del Fuego.

«Estas dos incorporaciones van a servir para potenciar tanto el turismo receptivo como nuestro negocio de cargas, dos pilares de esta gestión. Incorporar flota siempre es bueno porque significa que la empresa está creciendo a buen ritmo», explicó Pablo Ceriani, presidente de Aerolíneas Argentinas.

Por otra parte, – no está claro si lo que hay es una carta de intención o un contrato -, una cuadrilla de tres B737 MAX estaría por incorporarse a la flota de Aerolíneas Argentinas. Los ingresos, escalonados, serían entre junio y septiembre de este año.

Los aviones, con matrículas reservadas por Aerolíneas LV-KIT (el número de serie 43917) LV-KIU (43918) y LV-KIV (43919) no vendrían esta vez de fábrica, aunque son 0 kilómetros, ya que habían sido fabricados entre marzo y junio de 2019 para Ukraine International Airlines (UIA), quien no los tomó y los devolvió a Boeing como consecuencia del parate por los accidentes de los MAX, luego la pandemia y más tarde la guerra.

Mientras tanto, un nuevo B737-800 para Flybondi se encuentra realizando vuelos de prueba en Asia como N30698, aunque no tiene fecha confirmada de arribo (como LV-KJD). Mientras Andes espera que su segundo B737 (número de serie 33821, que voló en Argentina para Flybondi como LV-HKS) llegué al país (en los primeros días de junio) acompañado del primero (LV-KFW) que viajó a los EE.UU. a realizar tareas de mantenimiento.

¿Y el avión de Alberto?

Durante las últimas semanas venimos repitiendo la “inminente” entrega del B757 que será utilizado como avión presidencial bajo la nueva denominación ARG-01. Un arribo que se hace esperar (¿estarán esperando el momento adecuado? ¿Llegará ese momento?). Tanto que, como expresamos en nuestra última edición, ya parece el cuento del “Pastorcito Mentiroso”.

https://www.aviacionnews.com/2023/05/el-arg-01-y-el-cuento-del-pastorcito-mentiroso/

Lo concreto es que la aeronave voló de Dallas a Miami y se encuentra allí esperando (no se informó oficialmente “que”) para realizar su vuelo final de entrega

Las últimas versiones indican los pilotos de Presidencia esperan un certificado de la autoridad aeronáutica de Estados Unidos para poder volar. Pero evidentemente, de ser así, los “muchachos” se están tomando su tiempo.

El Boeing, por lo que trascendió, llegaría a Aeroparque. Lo que no es seguro es si habrá algún acto, con la presencia del Presidente y algunos miembros del gabinete, o simplemente – como es la propuesta de algunos funcionarios – dejar fluir la noticia. Que el lobo haga el menor ruido posible.

Rumores indican que llegaría finalmente este viernes 26 de mayo. ¿Será cierto que viene el lobo?

Amenazas de bomba con nombre y apellido

La página oscura de la semana se escribió cuando el vuelo AR1304 de Aerolíneas Argentinas, que debía despegar el domingo desde el aeropuerto de Ezeiza rumbo a Miami, tuvo que ser evacuado por una amenaza de bomba.

Tras activarse los protocolos de emergencia, la Policía de Seguridad Aeroportuaria realizó la correspondiente inspección con resultados negativos, por lo que finalmente el vuelo partió con varias horas de retraso.

El Airbus tuvo que ser trasladado a la posición de seguridad para la inspección por parte del Grupo Especial de Control de Explosivos y Armas Especiales (GEDEX). También participaron del operativo los bomberos y personal de sanidad del aeropuerto.

Hasta allí, una situación desagradable para pasajeros y tripulantes que podría considerarse como una (espantosa) anécdota.

La situación no terminó allí. Ya que en una segunda instancia se conocieron más detalles, y las amenazas tenían nombre y apellido: Diego Pérez Bariggi.

Se trata, nada más y nada menos, de quien compitió el año pasado junto a la agrupación Pilotos Argentinos por la Unidad frente al ultra kirchnerista Pablo Biró por la conducción de APLA, gremio que agrupa a pilotos – en su inmensa mayoría – de Aerolíneas Argentinas. Elección que finalmente ganó Biró por 969 votos, contra 592.

El desagradable contenido del mensaje que llegó a Aerolíneas Argentinas señalaba: “Decile al capitancito Bariggi que le pusimos tres bombas en el Miami, que se deje de joder con la política y chequee el avión porque van a volar en mil pedazos”.

La agrupación Pilotos Argentinos por la Unidad repudió las amenazas. Pero agregó que el audio no fue la única advertencia que recibió Pérez Bariggi (hijo de Jorge Pérez Tamayo), sino que también le llegaron mensajes de texto donde los agresores hacían saber a qué colegio iban sus hijos.

«Rechazamos las medidas mafiosas y sin escrúpulos utilizadas por malvivientes en contra de nuestra integridad física o de nuestros familiares,» cierra el mensaje compartido por la agrupación de la que forma parte Pérez Bariggi.

Una historia que parece no haber terminado solo con la salida demorada de un vuelo…

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here