¿Y dónde está el avión?

1
1266

El 28 de mayo de 2022, Aviación News titulaba su nota: “Andes Líneas Aéreas: ¿Volveré y seré chartera”? Y aunque en ese momento sonaba complicado, los directivos de la empresa que voló como aerolínea regular entre junio de 2006 y febrero de 2020, con nuevos socios, prometían traer inicialmente un avión exclusivamente hacer vuelos chárters de turismo, estudiantiles, especiales, etc.

Y cumplieron. A mediados de octubre de ese año, aterrizó en Ezeiza, procedente de Shannon, Irlanda, el Boeing 737-800, matrícula argentina LV-KFW. Tres meses y medio después el avión sigue allí. Estacionado en una plataforma frente a los hangares de Aerolíneas.

Los primeros rumores eran que los aviones estarían volando a partir de mediados de enero, y hasta hubo comunicados de prensa de operadores que ofrecían chárter a Cuba con este avión.

Después que empezarían a volar en febrero, para aprovechar algo de la temporada de verano, pero la expectativa ahora está directamente en la temporada de invierno. Es más, hasta se habla de un segundo avión. Mientras tanto corren los gastos: garantías, alquiler, seguros, estacionamiento, etc. del que está en Ezeiza

El problema no estaría en el avión, sino en la documentación en general para lograr las distintas habilitaciones, permisos, etc., etc. Pese a que la empresa no es nueva en el negocio – llegó a contar con 10 aviones durante la “revolución de los aviones” -, y hasta operó este mismo modelo de avión.

¿La pregunta que nadie responde, es si la demora es culpa de la empresa o de la burocracia del sector oficial?

Mientras tanto el LV-KFW está en el peor lugar para un avión: en tierra.

1 Comentario

  1. La culpa es de Anac.Tienen miedo que OACI no les apruebe el proceso de recertificación.
    Nadie quiere firmar los documentos,
    Andes les manda la documentación y la pierden o no la controlan.
    Los pilotos ya están todos recertificados y habilitados al B737NG y las tcp,también.
    Una verguenza Anac,desde la comodidad de un sueldo estatal son palos y palos a la iniciativa privada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here