IATA AGM: De Canadá a la Argentina, repaso del panorama aerocomercial de las Américas

0
146

La semana pasada repasamos la presentación de Peter Cerda, Vicepresidente para las Américas de IATA, acerca de la situación regional del sector durante la Asamblea General Anual que se llevó a cabo en Doha, Qatar.

https://www.aviacionnews.com/2022/06/cerda-iata-agm/

Los ingresos por kilómetro pasajeros (RPK) de abril para América del Norte aumentaron un 78,5% y en América Latina registraron un aumento del 139,2% con respecto a 2021.

Las aerolíneas con base en América del Norte vieron aumentar el tráfico de abril en un 230,2% en comparación con 2021 y las latinas experimentaron un crecimiento del 263,2%, en comparación con abril de 2021.

Por el lado de la carga, ha habido una tendencia a la baja a nivel mundial que también se refleja en los datos de abril con una disminución del 6,6% para América del Norte, mientras que América Latina se opone a la tendencia con un aumento del 40,9% en demanda.

Más allá de la visión general compartida la semana pasada, con el foco en la reducción de costos, mejoras en infraestructura y políticas gubernamentales coordinadas, el ejecutivo realizó su presentación recorriendo los principales mercados con una visión pormenorizada de cada uno:

Canadá: En Canadá están viendo una demanda reprimida que impulsa una fuerte recuperación en la industria de viajes aéreos. “Sin embargo, ahora nos enfrentamos a una situación desesperada en muchos aeropuertos, especialmente en el hub principal del país, Toronto, donde se retienen los pasajeros internacionales que llegan y deben volver a los aviones ya que por los requisitos de entrada actuales, han aumentado los tiempos de procesamiento en inmigración”.

Tampoco han mejorado los controles de seguridad, por lo que hacen un llamado desde la IATA al gobierno de Canadá para que se revisen los protocolos actuales y aumenten los niveles de personal en esas áreas, lo antes posible, para que fluyan los viajes.

Estados Unidos: El mercado estadounidense casi se ha recuperado a los niveles de 2019 y con la reciente eliminación de prueba de antígeno antes de la salida, el número de llegadas internacionales aumentará aún más.

“Si bien no es tan malo como los aeropuertos de Canadá, el gobierno y los aeropuertos deben asegurarse de que haya suficiente personal disponible para manejar la demanda esperada de pasajeros, particularmente ya que la temporada alta de viajes de verano está a solo unos días de distancia”, indicó Cerdá.

Agregó que otro tema de preocupación en el mercado de Estados Unidos, es el despliegue de los servicios de telecomunicaciones 5G. “Si bien estos se han implementado con éxito en muchas jurisdicciones alrededor del mundo con poco o ningún impacto en las operaciones de las aerolíneas, este no fue el caso en los Estados Unidos. La industria expresó su preocupación por el uso del espectro de banda C y la potencial de interferencia con los radio altímetros de las aerolíneas a partir de 2018. A pesar de esto, el lanzamiento de operaciones 5G de banda C en enero de 2022 en ciertos lugares cercanos a los aeropuertos provocaron interrupciones en la aviación, debido al riesgo potencial de interferencia con radio altímetros que son críticos para el aterrizaje de aeronaves y los sistemas de seguridad”.

En el futuro, la FAA ha anunciado ahora un cronograma durante el cual las aerolíneas necesitarán modernizar/actualizar ciertos radio altímetros por cuenta propia, lo que será muy desafiante para las aerolíneas y el sector.

Caribe: En esta región indica el vicepresidente de la IATA que se registra una recuperación constante de la mayoría del tráfico de pasajeros, impulsado por el turismo. Sin embargo los impuestos y las elevadas tasas aeroportuarias siguen siendo una preocupación en esta región del Caribe, pues podría frenar la recuperación. Un ejemplo de ello es Bonaire, donde se aplicará un nuevo impuesto al turismo de $75 desde el primero de julio de este año.

Otro caso es de Bahamas donde las tarifas de sobrevuelo que cobran es muy alto. “Desde que el país retomó el control de su espacio aéreo de Estados Unidos, está reteniendo efectivamente a la industria como rehén, cobrando $51 por cada 100 millas náuticas para sobrevolar su espacio aéreo estratégicamente ubicado – muchas rutas desde Europa al Caribe o entre América del Norte y América del Sur tienen que sobrevolar las Bahamas. Lo que hace que la situación sea aún más absurda es el hecho de que Bahamas pidió a la FAA que continúe administrando el espacio aéreo en la actualidad, cuando antes lo hacía y solo cobraba $26 por cada 100 millas náuticas”.

Peter Cerdá informó que el 14 de septiembre, IATA junto con la Organización de Turismo del Caribe y la Gobierno de Islas Caimán realizará el Día de la Aviación del Caribe en la isla bajo el tema “Recuperar, reconectar, revivir” y discutir cómo el gobierno y la industria pueden reconstruir conjuntamente un transporte aéreo más competitivo en un mundo post-Covid.

México: Fue uno de los pocos países de la región que nunca cerró su fronteras y, por lo tanto, ya ha superado los niveles de tráfico de pasajeros y conectividad de 2019 en los vuelos nacionales y está cerca de hacer lo mismo en los vuelos internacionales.

“Nuestro problema más apremiante es la situación de la capacidad en el área metropolitana de la Ciudad de México. El nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles abrió sus puertas a fines de marzo de este año. El gobierno ha construido un aeropuerto de clase mundial que carece de terreno adecuado y de enlaces de transporte para conectar el aeropuerto con la ciudad”, dijo.

Sostuvo que la IATA ha señalado al gobierno mexicano que las aerolíneas necesitan tener la libertad de decidir sobre una base comercial, sobre qué aeropuertos desean servir. Igualmente consideran que dividir las operaciones de carga y pasajeros en más de un aeropuerto, puede no ser económicamente viable en muchos casos.

Centroamérica: En esta región la IATA indica que ha habido varios avances sobre la recuperación de la industria aérea comercial. Como dos grandes desarrollos de infraestructura: la inauguración de un nuevo aeropuerto internacional para Tegucigalpa, Honduras, y la puesta en funcionamiento de todo el proceso de atención al pasajero en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de Tocumen en Panamá.

“Estos dos tan esperados proyectos de infraestructura estimularán el crecimiento de la conectividad en esta importante región. Nos mantenemos atentos a las iniciativas de aumento de costos y la necesidad de garantizar que, en particular en Panamá, las inversiones en infraestructura aeroportuaria se suman a las muy necesarias optimización del espacio aéreo”.

Colombia: Este mercado ha visto una recuperación muy fuerte tanto a nivel nacional como internacional. Especialmente los aeropuertos más grandes del país: Bogotá, Medellín y Cartagena están operando cerca de su capacidad. La IATA menciona que Colombia debe evaluar soluciones que eviten una crisis futura de falta de capacidad en los aeropuertos. Y en temas de la protección al consumidor, advierten que hay muchas iniciativas legislativas en el Congreso y en organismos como la Superintendencia de Transporte que crean inseguridad jurídica, pues se pretende sancionar a las aerolíneas por imprevistos e interrupciones del servicio que escapan del control de las aerolíneas. “La estructura regulatoria de la industria debe aclararse con urgencia”, afirmó Cerdá.

Venezuela: El vicepresidente de la IATA indicó que están en comunicación con las autoridades aeronáuticas venezolanas y abogan por el restablecimiento pleno de la conectividad aérea en ese país y también atentos para poder tratar de nuevo temas como los recursos que quedaron pendientes a las aerolíneas por temas de control de cambio. Se calcula en unos 3.800 millones de dólares.

Ecuador: Al igual que Colombia, Ecuador ha experimentado una fuerte recuperación. El gobierno de ese país prometió apoyar a la industria durante el Día de la Aviación celebrado en marzo de este año, pero todavía queda trabajo pendiente por hacer en relación con el alto impuesto al turismo, las tasas aeroportuarias y específicamente las tarifas de sobrevuelo y aterrizaje internacionales son entre 133% y 321% superiores a las tarifas aplicadas para vuelos nacionales. “Esto es algo que la industria está pidiendo a los autoridades a revisar urgentemente”.

Perú: En la actualidad, el mayor problema que enfrenta la industria en Perú es la incertidumbre con respecto a la ampliación del Aeropuerto de Lima. Incluso antes de la pandemia el aeropuerto operaba más allá de sus límites de capacidad originalmente diseñados y la expansión aprobada en términos de una segunda pista y una nueva terminal en sustitución de la existente debían proporcionar el alivio necesario.

“Ahora, la concesionaria del aeropuerto planea construir solo la mitad de una nueva terminal y mantener el antiguo en funcionamiento hasta 2035 aproximadamente, sin la debida operatividad. Esto aumentará las complejidades operativas y los costos para las aerolíneas, ya que los planes de expansión del aeropuerto nunca contemplaron una operación de dos terminales”.

Precisó que la IATA se ha comunicado tanto con Lima Airport Partners como con el gobierno de ese país para obtener transparencia de los cambios ahora propuestos en comparación con los planes originalmente acordados para la expansión.

“Es completamente inaceptable que un proyecto que ya tiene 5 años de retraso, ahora se vaya a realizar con un alcance reducido. Con otros centros en la región mejorando su infraestructura como Bogotá, Panamá y Santiago de Chile, la economía peruana y, por lo tanto, su gente perderá el potencial de aporte al producto interno bruto que da la aviación”.

IATA tiene previsto realizar el 1 de septiembre de este año el día de la aviación un foro en el que se abordarán los principales desafíos y oportunidades que enfrenta ese país para garantizar que el transporte aéreo pueda jugar un papel clave en la recuperación socioeconómica peruana.

Chile: El proceso para el ingreso de extranjeros a Chile aún está algo engorroso. “En esencia, cualquiera que quiera acceder a ese país debe contar con el llamado Pase de Movilidad y necesita tener sus credenciales de vacunación en línea 2 días antes del viaje. El resultado de las estrictas medidas es que solo se esperan 1,2 millones de turistas extranjeros que podrán visitar el país este año, que es aproximadamente una cuarta parte de los niveles previos a la pandemia”.

Argentina: es uno de los países más caros de la región en términos de tarifas, cargos e impuestos. Especialmente las tarifas de pasajeros internacionales son altas y subsidian los vuelos domésticos. “Para crear un mercado de la aviación verdaderamente competitivo, es necesario reducir estos costos”, insistió Cerdá.

Brasil: Se trata del mercado más grande de América Latina y justamente hace unos días el presidente de ese país volvió a vetar una propuesta del Congreso que habría obligado a las aerolíneas a incluir al menos 1 maleta documentada en todas las tarifas nacionales e internacionales vendidas en Brasil. “Este habría coartado la libertad comercial de las aerolíneas y obligado a los clientes a pagar para algo que no todo el mundo necesita. Instamos al Congreso Nacional a mantener el veto presidencial de este proyecto de ley que también habría hecho que el mercado fuera muy poco competitivo en un momento en que el tráfico se está recuperando y las aerolíneas de bajo costo planean ingresar al mercado o expandir su actual su capacidad”, dijo Cerdá.

Otra de las preocupaciones en Brasil, radica en el precio inflado del combustible para aviones, que es un problema que debe abordarse con urgencia, incluida la aplicación del IVA estatal para el combustible para vuelos domésticos, ya que en algunas provincias puede llegar al 17%.

Puedo decir que desde Alaska hasta Tierra del Fuego nuestra industria va camino hacia la recuperación y está contribuyendo a la reactivación socioeconómica de la región. Sin embargo, como ha puesto de relieve la pandemia, necesitamos que todos los actores de la cadena de valor trabajen de manera colaborativa y mantener líneas de comunicación claras y abiertas, especialmente cuando podemos tener diferentes puntos de vista. Esto incluye a todos nuestros gobiernos en la región”, agregó el vicepresidente de la IATA.

El directivo espera que algunos países de la región lleguen este año al nivel de 2019, aunque reconoce que la recuperación se podría ver perjudicada o demorada por el precio del combustible, así como por los impuestos y las tarifas que están introduciendo algunos países al turismo y a la aviación.

Sobre el lado positivo de la aviación en la región, el ejecutivo comentó que las aerolíneas latinas deberían tener más resiliencia para superar otras crisis futuras. Esto se debe a que, si bien muchos países en el resto del mundo brindaron ayuda financiera a los transportistas durante la pandemia, la ausencia de dicho apoyo gubernamental en América Latina dio lugar a que las empresas se reorganizaran internamente para ser más eficientes, o se sometieran al Capítulo 11 (reorganización judicial) en los Estados Unidos. EE.UU., también emergiendo más fuertes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here