Una publicación en Instagram y una historia detrás: podría haber un interesado por Andes, pero no sería el Grupo Nella….

0
1127

La publicación de una “Storie” en la cuenta oficial de Instagram de Nella Airlines con una foto de un B737-800 de la argentina Andes Líneas Aéreas despertó, obviamente, una serie de rumores acerca del futuro de la empresa argentina. No es la primera vez que se vincula con Andes al grupo inversor, que sorprendió al lanzar operaciones en Venezuela junto a Albatros y quedarse con Amaszonas en Bolivia, además de estar estudiando actualmente, según dijo, la creación de una aerolínea en Paraguay utilizando la antigua marca Líneas Aéreas Paraguayas (LAP), y la certificación de su compañía en Brasil.

En octubre pasado, Nella Airlines Group informó haber alcanzado un acuerdo con Falcon Vision, una de las empresas encargadas de captar recursos para el Public Investiment Fund (PIF) de Arabia Saudita, considerado “el mayor fondo público de inversiones del mundo”.

Según informaron, ese fondo le brindaría recursos a Nella por US$ 350 millones para que en un futuro opere 239 aviones, “sólo en una primera etapa de un programa que incluye varias fases”. Ya por entonces se rumoreaba que Nella también estaba detrás de un CESA en Argentina.

Respecto a Andes, ya hace un tiempo que se rumorea también sobre un posible interesado en la compañía argentina. ¿Qué le ofrecería hoy Andes a un posible aspirante a ingresar al mercado argentino? Tiempo ¿O alguien piensa que este gobierno, que anhela volver al monopolio de Aerolíneas Argentinas, pueda llamar a Audiencia Pública para que nuevos competidores ingresen al mercado? La última llamada fue en 2005, cuando todavía Aerolíneas estaba en manos de Marsans y el subsecretario de Transporte Aercomercial era Ricardo Cirielli. Nunca más a partir de allí – excepto durante la administración Cambiemos – por lo que difícilmente lo vaya a hacer en lo que le queda de la actual gestión.

Por lo tanto, lo que le ofrecería Andes a una posible nueva compañía no son los aviones (obsoletos, sobre los que habría que invertir para volverlos al servicio) o el resto de la infraestructura, sino los certificados (incluyendo el CESA), autorizaciones y las rutas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here