El renacer de Mexicana: más dudas que certezas

0
1064

Columna de Rosario Avilés en nuestro sitio asociado A21

La puesta en marcha de la nueva Mexicana, aerolínea comercial en manos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), hoy genera más dudas que certezas, si bien las fuerzas armadas se han distinguido por cumplir al pie de la letra todos los deseos del presidente.

Las principales dudas van en el sentido de saber de dónde sale o saldrá el dinero que se le asignará al proyecto (en principio, 4,000 millones de pesos – unos 230 millones de dólares); además, arrendar 10 aeronaves Boeing 737-800 de 180 plazas cada uno para iniciar operaciones, parecería demasiado para un mercado que apenas está formándose y cuya clientela se espera que acuda a un aeropuerto que también está en vías de crear su propia demanda.

La otra duda es que las rutas elegidas en principio son, en su mayoría, sitios donde ya operan el resto de las aerolíneas comerciales y el anunciar precios un 18 o 20% por debajo del promedio, va a presionar la competencia en un entorno que, de por sí, es bastante retador con la Categoría 2 que impide a las empresas usar en el mercado de Estados Unidos el excedente de asientos que se está acumulando, merced a los nuevos aviones que les han llegado y que fueron pedidos para aprovechar ese que es el mercado binacional más grande en número de pasajeros, el de México-EU.

Sumémosle a esto que faltan menos de 4 meses para que la nueva empresa inicie operaciones y aún no está claro ni el plan de negocios, ni los manuales de procedimientos, ni todo lo que se requiere para que la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) le otorgue a la nueva empresa de la Sedena (la Olmeca-Maya-Mexica) el Certificado de Operador Aéreo (AOC) para que pueda echar a andar a la aerolínea.

Por lo pronto, sin embargo, una empresa que nadie conoce cuyo nombre es Petrus Aero Holdings Inc, domiciliada en Converse, Texas, y cuya fecha de creación es 1 de febrero de 2022 (hace poco más de un año) está convocando a tripulantes y otros trabajadores del sector aéreo para contratarlos en vistas de la nueva empresa Mexicana de Aviación, de la Sedena. El Agente que dio de alta esta empresa en Estados Unidos es Ricardo Jaime Cuevas Sr., y en la dirección que dieron de alta aparece una casa particular donde también operan CS Aviation Consulting, LLC; Skysolutions Capital; Evacorp Aviation Services Inc. La primera de éstas está encabezada por los doctores Aldo Sánchez Martínez y Felisa Lorraine Francis, las otras dos también las tutela Ricardo Jaime Cuevas.

En algunos de sus anuncios, Petrus pide nacionalidad mexicana (a secas) aunque la Constitución pide que los tripulantes sean mexicanos por nacimiento; en otros dice que la edad mínima es 59 años, aunque ello implique que estén muy cerca de la jubilación. En todos, se habla de que vayan a formar parte de la nueva Mexicana de Aviación.

Por lo pronto, hay un par de escollos más: la nueva Mexicana no será concesión sino asignación, cuando esta figura no está reglamentada en ningún ordenamiento. Por otro, las leyes de Aviación y Aeropuertos que le dan viabilidad están siendo analizadas en la Suprema Corte de Justicia por los problemas en su aprobación. A ver.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here