Andes, recibió en Estados Unidos su segundo B737-800. Un viejo conocido en la Argentina

0
6994

Mientras todos miran al cielo para ver si se asoma por el horizonte, finalmente, el B757 que compró el Gobierno para los últimos viajes de Alberto Fernández como presidente, el que apareció, pero por el espacio aéreo de Tucson fue el segundo B737-800 para Andes Líneas Aéreas. Allí se le realiza por estos días la inspección de los doce años. Mientras tanto, el primero, el que llegó hace más de seis meses y espera su hora de entrar en acción, también está en esa ciudad de Arizona, donde tiene su taller el Lessor, BBAM, para su puesta a punto.

En tanto, en las oficinas de la aerolínea en Buenos Aires sus directivos esperan ansiosos que la ANAC les renueve el CESA (Certificado de explotador de servicios aéreos) que la compañía perdió cuando suspendió su operación, allá por el 2019, por problemas económicos y luego por la pandemia.

Según el blog especializado Línea ALA, que trazó una precisa historia clínica del segundo avión de Andes, se trataría de un Boeing 737-8AS, número de serie 33821, que voló por primera vez en abril de 2005 y que fue entregado, quince días después, a Ryanair para que luciera la matricula EI–DHM. Para esta empresa voló siete años. Luego pasó a Nok Air, hasta el 2017, y algunos meses más tarde a Flybondi de Argentina con el registro LV-HKS. Primer avión de la primer low cost argentina que fue bautizado por su primer CEO, Julián Cook, con el nombre de “Nelson”, en homenaje a su perro. La aeronave voló hasta el inicio de la pandemia, cuando volvió a quedar estacionado.

Su destino fue Marana Pinal Airpark, donde quedó parado para una mejor preservación y evitar los efectos de un estacionamiento prolongado, en Victorville, hasta que a principios de marzo de 2023 voló a Tucson donde realizó (26/04/2023) un vuelo de prueba para Andes. Se supone que el B737 recibirá, finalmente, su matrícula argentina por estos días – ¿podría ser la misma que ostentó para Flybondi? – como para empezar a operar nuevamente en el mercado local.

El objetivo de Andes, como ya se explicó, es convertirse en la principal empresa chartera argentina, ofreciendo vuelos para operadores (de turismo y estudiantiles), tanto de cabotaje como internacionales para una seria de operadores, en principio Travel Rock. La idea es una operación intensa de 4 o 5 vuelos diarios prevista a partir del 15 de junio.

Foto de Barry Eckel – Flickr (subido a CanAmJetz)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here