Arabia Saudita presentó formalmente el nacimiento de su nuevo gigante aéreo, y confirmó las primeras aeronaves

0
735

Con el claro objetivo de “tomar una parte” del mercado global que dominan en la región Emirates, Qatar Airways, Etihad y Turkish; el Príncipe heredero del Reino de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, anunció oficialmente la creación de Riyadh Air (RIA) como línea aérea nacional.

Impulsada por fondos de inversión pública, la compañía pretende convertirse en un nuevo actor de alcance global. El proyecto busca transformar la economía saudita y posicionar al Reino en el mundo moderno con una flota conformada por más de 400 aviones.

Para 2030, Riyadh Air espera conformar una red de 100 destinos en todo el mundo. La mayor parte de estos se concentrarán en el Medio Oriente, Europa, Asia y África. A mediano plazo, no se descarta que también pueda atender destinos en otras regiones como Norteamérica o incluso Sudamérica.

Arabia Saudita espera que Riyadh Air aporte alrededor de US$20 mil millones al Producto Interno Bruto (PIB) y genere alrededor de 200.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Riyadh Air pertenece en su totalidad al fondo soberano de Arabia Saudí, el Public Investment Fund (PIF), que cuenta con más de 600.000 millones de dólares en activos y es el principal impulsor de los esfuerzos del reino por diversificar su economía y desprenderse del petróleo.

«La nueva aerolínea refleja la ambiciosa visión de Arabia Saudita de estar en el centro de la configuración del futuro de los viajes aéreos globales y ser un verdadero disruptor en términos de experiencia del cliente», dijo Tony Douglas, CEO de Riyadh Air.

Según las informaciones disponibles, la nueva compañía será complementaria de la tradicional Saudia, que opera con base en Jeddah.

Apenas transcurridas unas horas del anuncio formal del nacimiento de la nueva aerolínea, la nación árabe anunció un pedido conjunto (tanto para RIA como para Saudia) por hasta 121 B787 Dreamliners (incluyendo opciones de compra).

Saudia se haría con 39 aviones 787, y opciones por 10 más, de los modelos 787-9 y 787-10. Por su parte, Riyadh Air, informó que comprará 39 aviones 787-9, con opciones para otros 33 adicionales.

«Saudia continúa sus esfuerzos de expansión en todos los aspectos de la aerolínea; ya sea introduciendo nuevos destinos o aumentando la flota de aviones. El acuerdo con Boeing cumple con este compromiso y el avión recién agregado permitirá a Saudia cumplir su objetivo estratégico de llevar el mundo al Reino», expresó el Ing. Ibrahim Al-Omar, Director General del Saudia Airlines Group.

El acuerdo será el quinto mayor pedido comercial por valor en la historia de Boeing.

¿Se viene el pedido para Airbus?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here