Fly to Gate: la solución contactless de Thales para los aeropuertos , que reduce el tiempo de tránsito

0
255

¿Cómo imaginas los aeropuertos del futuro? La digitalización apunta al autoservicio de extremo a extremo: desde la entrada del aeropuerto, pasando por el check-in, hasta el embarque al avión. ¿Cómo? Utilizando tecnología biométrica y de identidad digital.

En este sentido, la empresa Thales -especializada en el desarrollo de soluciones, servicios y productos para los sectores de defensa, aeronáutica, espacio, transporte, identidad y seguridad digital-, avanza en el innovador concepto llamado Fly to Gate, un término que propone reinventar la experiencia de las personas en los aeropuertos. Se trata de un conjunto de soluciones de embarque digital que podrían ayudar a reducir hasta un 30% el tiempo de procesamiento de pasajeros, además de fortalecer los niveles de seguridad en las terminales aéreas.

La experiencia Fly to Gate

Primero, al momento de gestionar el check-in de manera digital y remota desde su smartphone o cualquier dispositivo, o de manera física en el aeropuerto, el pasajero realiza la verificación de sus documentos de viaje y crea, a continuación, un registro biométrico mediante un sistema de identificación facial y de detección de prueba de vida. Este sencillo proceso de comprobación de identidad, que solo demora segundos, genera un “token” de identidad digital único de cada persona.

A continuación, con este token creado que contiene la identidad y la información de embarque, el viajero podrá circular en el aeropuerto y continuar con todo el proceso restante sin necesidad de volver a mostrar documentos físicos, pudiendo ser identificado en segundos a través de reconocimiento facial en todos los puntos de contacto y verificación: despacho de equipaje, control de seguridad, salones VIP, etc. De esta manera, el token único digital, gracias a la tecnología biométrica también favorece los niveles de seguridad en las terminales aéreas ya que evita la posibilidad de fraudes de identidad.

La automatización Fly to Gate, entonces, promete beneficiar a aeropuertos, líneas aéreas y viajeros, disminuyendo los tiempos de esperas, haciendo más eficientes los procesos de seguridad y control migratorio, y ampliando el tiempo de permanencia de los pasajeros en los espacios de ocio, algo que favorece, a su vez, a los servicios minoristas de consumo como alimentos, bebidas, recuerdos, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here