Rumores de Categoría 2 para la Argentina

1
2209

Ciertos rumores advertían esta semana que la Agencia Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos degradaría a la Argentina a la Categoría 2, tal como fue sancionado México la semana pasada. Funcionarios del Gobierno argentino consultados por Aviación News, ni lo desmintieron ni lo confirmaron, pero alguien reconoció que estaban “trabajando arduamente para evitarlo”.

No sería la primera vez que la Argentina sufre este castigo,  que imposibilita el crecimiento de las aerolíneas del país degradado en el mercado estadounidense. Es decir, que mientras esté vigente, las aerolíneas de ese país no podrán sumar frecuencias (ni ofrecer más asientos), añadir nuevas rutas, ni ofrecer vuelos en código compartido. Cosa que si pueden hacer, mientras tanto, las empresas de aquel país.

Los argumentos que usa la FAA son reales y tiene que ver con aspectos que hacen a la seguridad. Había una inspección del FAA programada para el 2020 que se postergó por la pandemia. Especialistas reconocen que Argentina está atrasada en compromisos asumidos con el organismo, que daría sustento a la actual sospecha.

La última vez que Argentina estuvo en Categoría 2 fue durante el gobierno de Eduardo Duhalde, y duró por lo menos tres años. A México, en 2010, le llevó seis meses resolver las deficiencias encontradas y recuperar la Categoría 1. Ahora la auditoría de la FAA que se inició en octubre del año pasado en el país azteca encontró un total de 28 deficiencias en distintos elementos críticos de seguridad.

La baja de Categoría es un mecanismo al que suele recurrir Estados Unidos cuando busca defender los intereses de las aerolíneas de su país,  aunque siempre sobre la base de una causa que a criterio de la Agencia Federal de Aviación se debe cumplir, respecto a los estándares mínimos establecidos por ellos mismos y por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

¿Pero cuál sería el objetivo político? Se descarta que evitar un aumento de frecuencias de Aerolíneas Argentinas a Estados Unidos, y como contrapartida,  más vuelos de las empresas de ese país en línea con los acuerdos bilaterales firmados por ambos países.  De ser este el objetivo, iría en sentido del fuerte reclamo hacia la Argentina del Departamento de Transporte (DOT) de hace unas semanas, manifestando que Aerolíneas Argentinas deberá estipular su programación de los vuelos entre ambos países por adelantado, y en contra de la Decisión Administrativa emitida por el Gobierno que limita el tráfico aéreo entre Estados Unidos y Argentina.

Según la nota del DOT, “la decisión impuesta por Argentina atentan contra la posibilidad de ejercer justa e igualitariamente los derechos adquiridos bajo el acuerdo bilateral de tráfico aéreo regular, firmado en 1985”. El acuerdo rige las relaciones de la aviación comercial entre ambos países, mediante el Artículo 11 que establece que “las partes permitirán oportunidades igualitarias para las aerolíneas designadas por cada país para competir en la provisión de servicios prevista por este acuerdo”.

¿Habrá sido casualidad que la ANAC le haya aprobado a partir de junio dos frecuencias semanales más a Miami a Aerolíneas Argentinas, pero también autorizado a American Airlines a pasar de una a tres frecuencias semanales a Dallas y volver a Nueva York con tres frecuencias también semanales, y a United una frecuencia más (de dos a tres) durante junio a Houston?

1 Comentario

  1. Es la triste consecuencia de el proceso de degradación de la ANAC que comenzó en el gobierno anterior y que se profundizó en el gobierno actual

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here