Aerolíneas Argentinas le encuentra el gusto – ¿y el negocio? – a los vuelos cargueros

0
699

La carga aérea no fue, históricamente, una prioridad para Aerolíneas Argentinas. Los números  lo evidencian. Sin embargo la limitación para llevar pasajeros y la necesidad de atender  las urgencias del Estado que le da de comer, fruto de la pandemia, hizo que poco a poco con viajes a China, primero a buscar insumos, y a Rusia después por vacunas, los llevó a incursionar en este otro costado de la aviación comercial  que muchas aerolíneas atienden con cariño. La noticia ahora es que el 18, 19, 20 y 21 de marzo partieron 4 vuelos especiales de la compañía argentina que transportaron, cada uno, 30.800 kilogramos de semillas de maíz hacia los Estados Unidos.

Según un comunicado de la empresa, “las semillas fueron producidas en la localidad de Salto, Provincia de Buenos Aires, poniendo en marcha la temporada de exportación de semillas hacia el hemisferio norte por lo que la compañía espera recibir en los próximos días nuevos cargamentos”. 

Argentina es uno de los principales exportadores de semillas, principalmente de cultivos extensivos como soja, maíz y trigo, siendo el número uno a nivel regional y el treceavo a nivel mundial.

“En un contexto de crisis global en el transporte aéreo de pasajeros, la carga aérea es una alternativa que genera ingresos con mejores índices de rentabilidad. Esta es una línea que comenzamos a explorar el año pasado y que nos permite generar nuevas oportunidades de negocio”, expresó Pablo Ceriani, presidente de Aerolíneas Argentinas.

Los vuelos, forman parte del desarrollo comercial que la compañía se encuentra llevando adelante en materia de carga aérea y que prevé la creación de una unidad de negocios específica para el transporte de insumos y mercadería a gran escala.

Dicha unidad de negocios fue anunciada conjuntamente con otra unidad que apunta al mantenimiento de aviones a terceros.

Cabe recordar que, desde el año pasado, Aerolíneas Argentinas realizó numerosos vuelos del tipo carguero en los cuales se trasladaron desde teléfonos celulares y distintos aparatos electrónicos desde Rio Grande, Tierra del Fuego,  hasta vinos, ciruelas, cerezas, arándanos, miel y abejas a destinos internacionales. Además, la compañía realizó 42 vuelos a la República Popular China bajo esta misma modalidad en la que se trajeron al país insumos médicos y elementos de bioseguridad.

Según las previsiones de la World Air Cargo Forest (WACF), el transporte aéreo de carga mundial crecerá en los próximos 20 años a un ritmo del 4% anual por lo que se necesitarán 2.430 nuevos aviones de carga para suplir la demanda. Esto significa un incremento de 60% en la flota mundial disponible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here