Nace una tendencia: “los vuelos a ninguna parte’

0
629

La nueva tendencia, por ahora mayormente en Asia, son los vuelos a ninguna parte conocidos como ‘flights to nowhere’. Y los hay de distintos tipos. La actual pandemia ha llevado a muchos países al punto de cerrar totalmente sus fronteras y a negar el acceso de viajeros extranjeros y del turismo en general. Ante esta realidad, empresas que deben gran parte de sus ganancias a los viajes, han tenido que idear nuevas estrategias para continuar con sus operaciones y evitar la quiebra. A la taiwanesa StarLux se les ocurrió continuar vendiendo vuelos, aunque estos no llegan a ninguna parte. La propuesta de la aerolínea consistía en ofrecer la experiencia completa a sus viajeros, desde pisar el aeropuerto, pasar por migración, documentar equipaje, sala de espera y el abordaje para un vuelo real de dos o tres horas que no tiene otro destino que el mismo aeropuerto del que partió. Todo esto por U$S 160 dólares, incluyendo una comida preparada por un chef que ha sido reconocido con una estrella Michelin. Y lo mejor: agotando todos sus boletos en cuestión de minutos.

El aeropuerto internacional de Taipei, por su parte, lanzó una nueva experiencia para los viajeros con “abstinencia por volar” ¿Cómo es el proceso? Los pasajeros hacen su check-in, pasan la seguridad, abordan el avión y se sientan con destino a ningún lado, porque en este caso la aeronave nunca despega. Pero eso sí, al “aterrizar” el vuelo que no fue, los pasajeros deben pasar por migración y aduana.  La experiencia fue tan exitosa entre los taiwaneses, que el aeropuerto decidió realizar más vuelos “falsos” en las próximas semanas.

Los vuelos a “ninguna parte” de la japonesa All Nippon Airways son aún más atractivos ya que son en los gigantes A380, especialmente uno pintado como una tortuga.  Es que debido a la paralización del coronavirus tienen que realizar un vuelo de prueba cada tres meses por avión para evitar la degradación de sus sistemas. Vuelos que, obviamente, se hacen sin pasajeros. Pero en este caso, pensando en recomponer las finanzas duramente golpeadas por la crisis, a alguien se le ocurrió poner a la venta billetes para un viaje de 90 minutos para que los fanáticos del A380 se saquen el gusto de sentir la experiencia de volar en uno de estos gigantes.

Singapore Airlines fue uno de los ideólogos de estos vuelos sin destino, aunque hasta ahora no les fue tan bien. La idea fue captar a aquellos viajeros frustrados de Singapur. País que por su tamaño territorial no cuenta con rutas domésticas y donde al igual que la mayoría de los países de Asia han cerrado sus fronteras. Fue uno de los primeros en proponer los vuelos “a ninguna parte”. Pero la propuesta fue rápidamente criticada por ciudadanos y grupos medioambientales que sostienen que de esta manera se aumentarían las emisiones de gases que provocan la crisis climática. Por ahora dijo la empresa se trata sólo de un plan, que habría surgido después que una encuesta de Singapore Air Charter mostró que el 75% de los 308 participantes estaban dispuestos a comprar billetes para este tipo de vuelos. Ahora dicen que, harán el anunció recién cuando se tome una decisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here