Guerra en Aerolíneas: La dirección aprovecha la cuarentena para modificar parcial o totalmente los convenios colectivos. Los de vuelo los más afectados

16
15008

Es evidente que el estado de excepción por la cuarentena le ha servido al Gobierno argentino para avanzar con muchos temas que en otras circunstancias hubieran sido difícil de digerir por la ciudadanía. Como entreabrir las cárceles, intentar reformar la justicia, bajar las jubilaciones, suprimir libertades individuales, etc. Lo que nadie había imaginado era que también habría de servir para voltear los mil veces criticados convenios colectivos de los sindicatos que intervienen en Aerolíneas Argentinas, especialmente los de vuelo. Una serie de condiciones especiales – para muchos “privilegios” – que los gremios han defendido con uñas y dientes a lo largo de la historia.

Un dato no menor es que las negociaciones, si se las puede llamar así, se producen ahora, cuando están suspendidos los vuelos por lo que los gremialistas no pueden recurrir a medidas de fuerza. Aquellas, que muchas veces sirvieron para presionar y obtener ventajas y beneficios que fueron engrosando los actuales convenios hasta convertirlos en pesadas cargas para las finanzas de la compañía.

Pero sin duda la conmoción más grande para los gremios fue comprobar que quien lleva adelante esta embestida, que no tiene precedente aunque muchas administraciones lo pensaron pero no se atrevieron, son las actuales autoridades de la empresa, a las que recibieron con elogios y aplausos en diciembre de 2019, y a este gobierno con el cuál la mayoría de los gremialistas están alineados. Para encontrar algún antecedente hay que remontarse al gobierno de Raúl Alfonsín que se enfrentó con los pilotos en una pulseada – en la superficie un reclamo salarial, en el fondo la privatización de Austral- que el gobierno ganó luego de soportar 35 días de paro, aunque después de semejante triunfo fueron escasos los réditos que los administradores obtuvieron.

LA SEGUNDA GUERRA

El capítulo actual comenzó a escribirse este viernes cuando Pablo Ceriani, CEO de Aerolíneas, convocó a APLA – Pablo Biró asistió acompañado por la Comisión Directiva en pleno más los delegados, posiblemente como una forma de diluir su responsabilidad – para recibir la novedad de que se caían los convenios y que además las condiciones para operar pasarían a ser reguladas por la ANAC, tomando las normativas que la FAA (Federal Aviation Administration) de Estados Unidos aplica a los pilotos de ese país. Al diablo, con una serie de “benéficos”, o en algunos casos “privilegios”, que encarecen los costos de la compañía.

Los invitados interpretaron el anuncio como que “se quedaban sin convenio”, lo que fue visto por APLA como una declaración de guerra, al punto que un delegado – según relató un testigo – le preguntó desafiante al CEO qué estaban haciendo ellos, a su vez, para salvar la empresa. La respuesta, dubitativa de Ceriani según relataron, no fue más que una suma de ideas viejas y la confirmación de que no existe un plan.

Este lunes el gremio convocado fue el de los tripulantes de cabina, la AAA, otro de los grandes afectados. APTA, UPSA y APA, que serían los que menos tienen para ceder, afirman no haber sido convocados ni recibido propuesta alguna. Los de vuelo – los que mayor poder de fuego tienen por su capacidad para parar la operación – aparecen por la cantidad de puntos convencionales como los que más van a perder.

También por supuesto los que más “contribuyen” al rojo de la compañía. Un cálculo rápido advierte que la masa salarial de Aerolíneas asciende a los U$S 600 millones al año. De ese total, el 25% se destina a los pilotos pese a que estos representan el 12% de la dotación total de la compañía. Los tripulantes de cabina, a su vez, representan el 22% de los empleados pero absorben un 24% de la masa salarial. Quiere decir que, entre pilotos y auxiliares de abordo, se concentra casi el 50% de los fondos destinar a los recursos humanos de la compañía, es decir unos U$S 300 millones al año. Según versiones, la modificación total o parcial de las convenios colectivos permitirían un ahorro del 30%, es decir unos U$S 90 millones al año. Cifra para nada despreciable, pero insignificante frente a los mil millones de pérdidas previstos para este año.

La estrategia de la empresa es firmar lo antes posibles los “nuevos convenios”. La de los gremios, dilatar lo más posible la disputa para recuperar poder de fuego, y exigirle a Ceriani un plan de negocios para la compañía que compense el “sacrificio” de los asalariados. Plan que, para muchos en la empresa, directamente no existe.

¿Qué pasa si los gremios se niegan a firmar?

Pues habrá “reducciones”, les advirtieron a los gremios…

16 Comentarios

  1. Y Biro y los gremios no dicen nada? Son unos impresentables total todo lo paga la gente hay q cerrar aerolíneas ya,no se me edita una línea de bandera!!!!!!

  2. que vuelen y cobren igual que el resto de las Cias.internacionales, que sea servicio esencial para no darles poder en paros que han hecho sangrar al resto de la industria turistica y conercial, no son dueños, son empleados…en definitva….que trabajen.

  3. Les hicieron la campaña y les soltaron la mano pero como la bajada de línea es propia se la tienen que comer calladitos. Silencio de radio.

  4. QUe se banquen con lo que producen, como toda empresa, pagamos impuestos cobrando sueldos minimos para que estos vagos se lleven sueldazos con nuestra guita, Asi estamos, y encima si hablas con alguno que labura ahi se te caga de risa en la cara.

  5. Y… ahora que, los directivos son kirchneristas los sindicatos también, tanto le hicieron la guerra a Macri, y ahora se les vuelve en contra, Biro que cualquier problema hacia paro, anda hacerlo ahora, se dan cuenta que todos los sindicalistas ti re an para su moli ml o y los trabajadores que se rompen el lomo, los dejan desamparados, a la buena de Dios. Sindicalistas no quiebren a Aerolineas Argentinas, 70xaños uniendo pueblos, del interior del país y el mundo✈✈

  6. Ahora lloran?? Este no era el gobierno que le iba a devolver la dignidad a la aerolinea de bandera? Metieron el lobo en casa, muchachos!! Otra gran metida de pata de los sindicatos, además de la pesima negociación con Latam!!!

  7. Ariel
    Kayakista
    Sergio bastian
    HoracioH
    Juan Carlos
    Hector
    Pedro
    Disculpenme los 7 anteriores pero estan equivocados, Si el CEO de Aerolíneas les aplica el convenio que tienen las empresas americanas bajo regulaciones FAA, debería pagar los sueldos a los pilotos argentinos en relación a los sueldos de los pilotos americanos y saben cuánto es eso, les cuento promedio de copilotos y comandantes alrededor de los U$S 8000. multipliquen por 130 y Biro debería firmar mañana mismo la propuesta de Ceriani

  8. Una nota que empieza con apreciaciones totalmente tendenciosas y arbitrarias, ya huele mal… Entreabrir cárceles, bajar jubilaciones y recortar libertades???? Creo que es un poco mucho … Según uno de los participantes Ceriani no tenía plan? 90 millones de dólares es poco con respecto a los Miles de pérdida? Muchachos…. Siempre disconformes con Aerolíneas.

  9. Nadie tiene en cuenta que en 3 días se vencen las paritarias… La 3ra sin cerrar… Piden esfuerzo a los trabajadores cuando en realidad las deficiencias vienen desde las conducciones… Que no tienen idea lonque es una empresa de aviación, vienen de paso mientras los trabajadores seguimos remando con la camiseta puesta, como siempre. Me gustaría saber cuántos gremios tienen 3 paritarias atrasadas.

  10. Es el pago por haberse prestado a la campaña propagandistica de los vuelos humanitarios de repatriacion. Los recuerdan cuando querían hacer creer lo sacrificado que eran, que eran gratuitos pero el que no le pagaba el ticket a Aerolineas no volvía. No lo olvidare jamas.

  11. 25% de 600 millones de dólares : 150 millones de dólares, dividido 12 ( meses ) : 12.5 millones de dólares , dividido 892 (pilotos) : 14013 . O sea que en promedio cada piloto de Aerolíneas Argentinas cobra CATORCE MIL DOLARES POR MES ? .
    No solo me parece de mal gusto publicar algo así , también es peligroso para los pilotos , sus familias y sus hogares . Saludos .

  12. Hablar de entreabrir cárceles, terminar con los derechos individuales, que bajaron las jubilaciones (entre otras introducciones), me parece como mínimo, tendencioso, actuando como si fueran canal 13 o TN o América TV, o de algún partido opositor, que es lo mismo. Esto por un lado.
    Por otro lado, ustedes dicen, que la ANAC regulará las condiciones para operar, y está muy bien porque así es y fue siempre ya que desde la creación de la ANAC, esa es su función y antes lo hacía el CRA DHA de la Fuerza Aérea Argentina.
    Pero la Aviación Civil Argentina opera bajo una Ley Nacional Argentina (Código Aeronáutico) y un Decreto (571/68 y 671/94) y una Reglamentación (Dispos.26/2000). Esto quiere decir que no se puede volar con una reglamentación ajena a nuestra República y a nuestra condición de país soberano ni bajo otras normas que no estén establecidas en dicha Ley/Decreto/Reglamentación.
    Ahora si ustedes se refieren a los Convenios de los gremios de Aerolíneas Argentinas que tanto los preocupan, les comento que en los mismos la ANAC no participa ni lo puede hacer, ya que eso es determinado por negociaciones entre Empresa y Gremios y la autoridad de aplicación es nuestro Ministerio de Trabajo.
    Considero necesario de mi parte hacer la presente aclaración, saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here