¿JETSMART CON TODOS SUS AVIONES Y VUELOS A EL PALOMAR?

0
7574

Una pregunta que se hace el mercado es quién fue el genio que decidió la adquisición de Norwegian Air Argentina pensando en absorber sus vuelos y utilizar los slots de la compañía desde Aeroparque. Peor cuando quien aprobó la operación era un funcionario de una administración que estaba a cuatro días de abandonar el poder, y que quienes venían a manejar el país, pese a algunas declaraciones de funcionarios a favor de las low cost, buena parte no comulgan con este tipo de empresas que supuestamente le quitan espacio a Aerolíneas Argentinas. Si bien no es oficial, la decisión no se habría tomado ni en Argentina ni en Chile, sino que fue una negociación directa entre la casa matriz de Norwegian y los popes del fondo Indigo Partners. Hasta ahora JetSmart operaba desde El Palomar con sus A320 y desde Aeroparque, las rutas de Norwegian, con los B737 alquilados bajo la figura de wet lease. Pero este martes el B737-800 LV-HQH, que lleva a Astor Piazzolla en la cola, debía prepararse para emprender el viernes su regreso definitivo a Europa. JetSmart debía devolver a Noruega los tres aviones radicados en el país, con patente LV, e ir reemplazándolos de manera paulatina por aviones propios (A320). La posibilidad de utilizar algunas horas más este avión le permitió a la empresa cumplir con los vuelos del último miércoles. Pero no mucho más. Una solución hubiera sido contratarle vuelos a otra aerolínea que opere en Aeroparque, pero hasta ahora esta opción habría fracasado se sospecha que “por sugerencia de arriba”. Lo que dicen desde la ANAC es que “JetSmart no puede operar rutas de Norwegian ya que no ha finalizado de presentar la documentación para completar el expediente”. Declaraciones del organismo a Clarín este miércoles hacen hincapié en que la empresa no cuenta con el Certificado de Explotador de Servicios Aéreos (CESA) que la Administración otorga y debe ser enmendado, ya que la compra de una empresa no significa que se le transfieran las autorizaciones de la otra empresa”. La impresión parecería ser que el objetivo de las autoridades es empujar a JetSmart a concentrar toda su operación en El Palomar -que además tiene limitaciones de horario-, por lo que no se justificaría la absorción de Norwegian Air Argentina que ya le generó un conflicto gremial, aún no cerrado, con los empleados traspasados.