LA VENTA DE LOS EMBRAER DE AUSTRAL PONDRÍA EN EVIDENCIA “PECADOS” EN LA COMPRA

0
571

Desde Aerolíneas Argentinas confirmaron un rumor que comenzó a correr la semana pasada sobre la posibilidad de vender los Embraer 190 que componen la flota de Austral y reemplazarlos por aviones más grandes, seguramente B737NG. Los argumentos serían la antigüedad de la flota (¿?), la poca capacidad de los equipos (96 asientos) para el crecimiento que se espera del mercado y los aviones que promete operar la competencia. También “molesta” la tasa del 11% que hoy se paga por financiar la compra de estos aviones durante la administración kirchnerista. Una mudanza hacia los B737NG le permitiría a Aerolíneas y Austral unificar su flota de corto y mediano radio. Si bien esta información fue confirmada por Aerolíneas, no lo fue, en cambio, la supuesta llegada de un consultor argentino desde Estados Unidos -Esteban Tripodi- que estaría por arriba del Jefe de Flota y que tendría como misión liderar este proceso. Austral dispone de 26 Embraer 190. Veintidós propios (20 adquiridos con un crédito que aún se está pagando y dos propiedad de la empresa) y cuatro alquilados. El promedio de edad de la flota es hoy de 5,88 años. Uno de los problemas con que se habrán de encontrar las actuales autoridades es explicar la diferencia entre el precio que figura en los balances de la compañía y lo que realmente vale el avión en el mercado. No hay que olvidarse que los primeros 20 Embraer, pese a la recomendación inclusive por escrita de especialistas y funcionarios de la empresa, se pagaron en 2009 U$S 4,5 millones más caros cada uno que lo que lo habían abonado otras compañías en el mercado (Aeroméxico, Taca, Air Europa, etc.). Aun tratándose de órdenes de compras menores. La excusa entonces para el sobreprecio fue la incorporación de entretenimiento a bordo. Un despropósito por el costo en cuestión y el uso que se le daría a los aviones. Tan evidente, como que Mariano Recalde alquiló y compró después toda una flota de B737NG para Aerolíneas sin entretenimiento cuando su misión era volar a los principales destinos locales y a los regionales donde juega fuerte la competencia. La compra de los primeros Embraer fue piloteada por Julio De Vido y Ricardo Jaime, hoy multiprocesado y preso, respectivamente, y el asesor en éste y otros negocios, Manuel Vazquez, considerado por la justicia testaferro de Jaime. El contrato de compra lo firmó en septiembre de 2009 Recalde y el sucesor de Jaime, Juan Pablo Schiavi. El juez Sergio Torres investiga desde entonces si hubo sobreprecios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here