LA COMPRA DE LOS EMBRAER Y EL LIBRO “HABLEN CON JULIO”

0
1211

Cuenta un periodista especializado en temas aeronáuticos, que unos días después que el gobierno que encabezaba Cristina Fernandez de Kirchner tomara el manejo del Grupo Aerolíneas Argentinas, un funcionario del área comercial de Embraer viajó a la Argentina con un objetivo preciso. En un encuentro privado e informal, le preguntó a éste periodista cómo pensaba que podían hacer para venderle al gobierno aviones para Aerolíneas Argentinas. El consultado en cuestión les recomendó, un poco en broma y un poco en serio, que leyeran un libro que acababa de aparecer escrito por dos conocidos colegas de La Nación, Diego Cabot y Francisco Olivera: “Hablen con Julio”. El periodista nunca supo si lo leyeron, pero lo cierto es que un mes después el recién designado presidente de Aerolíneas, Julio Alak, y el secretario de Transporte Ricardo Jaime viajaron a San José Dos Campos, a 80 kilómetros de San Pablo, a conocer la planta de Embraer. Fue el único viaje que hizo Alak. En el siguiente, el viajero ya fue Julio De Vido en persona, Ministro de Planificación y jefe de Jaime. Luego quienes siguieron viajando a la fábrica fueron Jaime y su “asesor” Manuel Vazquez. Allí compraron 20 aviones Embraer 190 con un crédito del banco brasileño de desarrollo BNDES por el 85% de la operación. Unos U$S 620 millones. El Gobierno argentino buscaba que le financiaran el 100% de la operación, pero Brasil se negó. El 15% lo puso Argentina al contado al iniciar la transacción. Años después, Embraer, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, reconoció ante la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos haber pagado coimas en la Argentina. No aclaró la empresa. No haría falta. No hay otra que le haya comprado aviones en el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here