DE CÓMO LA MASA SALARIAL INCIDE CADA VEZ MÁS EN LOS COSTOS DE AEROLÍNEAS Y AUSTRAL

0
393

Durante años el argumento para justificar los fondos que el Estado le transfiere constantemente a Aerolíneas Argentinas y Austral (U$S 1,9 millones por día) era “la conectividad”. En el último año, cuando ya el argumento se hacía difícil de sostener, el presidente de ambas empresas, Mariano Recalde, viró hacia “el exceso de personal” y a la loable política de hacer crecer la empresa en lugar de despedir empleados. Sin embargo un trabajo realizado sobre los propios balances de la empresa (surge de la Información Requerida por el Art. 64, Inc. b) de la Ley N° 19.550″) muestra de que manera no solo creció la dotación entre el 2007 y el 2013 sino también como se elevó la masa salarial y su incidencia sobre los costos de las empresas. Tomando los números de Aerolíneas y Austral en conjunto se puede observar como la dotación creció de 8.164 empleados en 2007 (los administradores eran los españoles de Marsans), a 9.860 en 2013. También la masa salarial creció exageradamente, en especial a partir de 2009 cuando Recalde se hizo cargo de la empresa: así pasó de 662 millones en el 2007 a 3.640 millones en 2013. Más ilustrativo es lo que representa en porcentaje esta masa salarial sobre el total de gastos de la empresa: en el 2007 representaba solo el 15,28% y un año más tarde -un ejercicio mitad de Marsans y mitad el Estado- el 17,39% pero a partir de allí comienza una carrera que lo lleva a representar el 29,82% en el 2012 y 28,25% en el 2013. Solo entre el 2008 y el 2009, primer año de Recalde, el salto de la masa salarial fue del 43,32%. Otro dato significativo es la masa salarial promedio. Es decir cuánto gana cada empleado promedio al año: $ 81.187 (U$S 26.060) en 2007; $ 107.772 (U$S 34.084) en 2008; $ 149.687 (U$S 40.141) en 2009; $ 191.322 (U$S 48.906) en 2010; $ 259.225 (U$S 62.766) en 2011; $ 315.500 (U$S 69.325) en 2012 y $ 369.074 (U$S 67.398) en 2013. Dicho de otra manera, el sueldo promedio mensual en 2013 era de U$S 5.616,5 por trabajador. Es coherente entonces, con el deseo de “Todos somos (o quisiéramos ser) Aerolíneas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here