A RECALDE NO LO “OBSESIONA” EL DÉFICIT CERO. TAMPOCO, PARECE, PERDER U$S 600 MILLONES EN UN AÑO

0
238

Durante sus primeros años de gestión, Mariano Recalde fue al Congreso, a veces acompañado por el hoy ministro de Economía, Axel Kicillof, y otras por el secretario de Transporte de turno, a exponer sobre su trabajo al frente de la empresa y a prometer “déficit cero” para el 2013 y hasta rentabilidad para el 2014. Hoy, cuando todo indica que los fondos transferidos desde el Estado durante el año pasado para sostener la empresa volando superarán nuevamente los U$S 600 millones, Recalde declara en los medios que “no los desvela que Aerolíneas Argentinas alcance el déficit cero”. Si bien recién en los próximos días estarán disponibles las cifras oficiales de transferencias, al 31 de noviembre de 2014 ya había recibido U$S 557 millones, prácticamente el doble de lo presupuestado para ese año. También surge de los datos del Ministerio de Economía que desde 2008 la empresa recibió U$S 4.540 millones. Es coherente, entonces, que Recalde diga en un reportaje que la rentabilidad no es algo que se encuentre entre sus objetivos. El funcionario, que suele argumentar que todas las aerolíneas del mundo pierden plata, esta semana reforzó su teoría nunca explicada en que “todas las aéreas del mundo reciben asistencia del Estado”. Obvió mencionar, lo que es extraño siendo uno de sus miembros, que en conjunto las empresas agrupadas en IATA -la gran mayoría- obtuvieron ganancias en 2014 por U$S 19.900 millones. O que las empresas que integran la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Líneas Aéreas (ALTA) tendrán otra vez ganancias, pese a que una sola de sus socias pierde U$S 600 millones en el año. Tampoco explicó a través de que mecanismo gobiernos como los de Chile, Brasil, Colombia, Perú, México, etc. subvencionan a las aerolíneas cuando muchas de ellas son multinacionales privadas. Por ejemplo, el Grupo LATAM (Chile, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Argentina) o el Grupo Avianca (Colombia, Costa Rica, Perú, Brasil). También se quejó el joven camporista de quienes se empecinan en decir que con Aerolíneas se pierde plata cuando con otros segmentos -se refería a los trenes- ocurre lo mismo con los recursos y no se dice nada”. ¿Habrá un mensaje político o simplemente celos?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here