Quitan a Aerolíneas Argentinas de la lista de empresas privatizables ¿Y ahora qué?

0
940

Las asambleas del personal de tierra que demoraron los vuelos de Aerolíneas desde Córdoba este martes por el despido justificado de un empleado de rampa no fue una buena señal para los periodistas que volaron para participar de un agasajo por su día en Buenos Aires, ni para los senadores que justo viajaban para discutir el miércoles en el Senado si la propuesta de privatización de la aerolínea estatal era parte de la Ley de Bases.

(Es importante aclarar que la asamblea, convocada por el gremio, apoyaba a un empleado cuyos compañeros habían denunciado por violento y agresivo respecto a sus propios compañeros).

Pero volviendo a la discusión por la Ley de Bases, lo concreto es que el gobierno habría decidido retirar el proyecto de privatización como para que este punto no trabara la aprobación de la ley, que ya lleva seis meses dando vueltas, ni se complicara en su regreso a Diputados.

¿Soluciona esto el problema de Aerolíneas, una empresa que le cuesta a los argentinos entre 400 y 500 millones anuales solo para subsistir y que ya demandó U$S 8.000 millones desde su reestatización en 2008?  Una empresa que cada vez tiene menos destinos internacionales, por lo que va camino a refugiarse en el cabotaje y en algo de regional.

¿Es a su vez privatizable? Pese algunas afirmaciones de funcionarios en off, en el Gobierno son conscientes de que no hay interesados, ni aun regalada la empresa, por lo que las alternativas parecerían conducir a una reestructuración que, entre otras cosas, implicaría frenar gradualmente subsidios y reducir personal, escalas y aviones.

La otra alternativa sería ir desprendiéndose de partes, como fusionar Aerohanling con Intercargo o privatizar como unidad de negocio el sector Mantenimiento.

Cualquier camino no será fácil.

El pleno de la Cámara alta discutirá la ley Bases y el paquete fiscal el miércoles próximo, desde las 10 (Prensa Senado).