Marcha Atrás: México no abrirá su cabotaje a compañías extranjeras

0
220

La apertura de los cielos nacionales a las aerolíneas extranjeras tendrá que esperar. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha reconocido que la propuesta de reforma a la Ley Civil de Aviación ya no contempla el cabotaje aéreo. “Se quedó pendiente lo del cabotaje porque queremos verlo con más profundidad y estamos buscando un acuerdo con los trabajadores, entonces lo que está por enviarse, la iniciativa, ya no lleva lo del cabotaje, para que lo celebren los que estaban preocupados por eso” ha declarado el mandatario en su habitual conferencia matutina. La nueva iniciativa por parte del Ejecutivo será enviada en los próximos días a los legisladores para su discusión.

El secretario de prensa de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), José Alonso, ha celebrado el cambio de opinión del Gobierno federal respecto a la apertura de cielos en México. “Celebramos la apertura del Gobierno federal con los trabajadores de la industria aérea, todos nos escucharon al exponer que el cabotaje no tendría ningún beneficio para la industria, ni desde el punto de vista económico ni laboral, celebramos la decisión y esperamos que así siga”, ha comentado el portavoz de los pilotos.

El Ejecutivo puso sobre la mesa la intención de reformar las leyes aeronáuticas nacionales para que las aerolíneas extranjeras pudieran dar servicio en rutas comerciales regionales en diciembre pasado. Desde el lado del Gobierno se defendía que esta apertura resultaría en una mayor competencia y abaratamiento en los billetes, sin embargo, la industria rechazó al unísono el plan presidencial al considerar que la apertura de cielos a esta competencia los condenaría a la quiebra.

Durante casi cuatro meses la Administración federal intentó negociar con las aerolíneas mexicanas, Aerómexico, Viva Aerobus y Volaris la pertinencia de la medida. El Gobierno argumentó que este cabotaje no se implementaría de manera indiscriminada y garantizaba que se pondrían candados para evitar una competencia desleal. La discusión llegó a las puertas del Poder Legislativo, donde las opiniones se dividieron entre aquellos legisladores que veían en el plan una oportunidad de reducir los costes de los billetes en favor de los viajeros y aquellos que veían en la apertura como el preámbulo de quiebra de empresas y desempleo. Ahora, López Obrador ha zanjado este debate dando marcha atrás a su plan original. La nueva propuesta federal solo incluirá ahora la reforma para permitir la gestión de aeropuertos y una aerolínea a cargo de la Secretaría de la Defensa (Sedena) así como una serie de reformas con miras a que México pueda recuperar la categoría 1 en seguridad aérea que perdió hace más de un año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here