Alberto Fernández en la inauguración de la terminal de partidas en Ezeiza: “un asesor por allí”

1
4090

No hay peor cosa que las comparaciones, sobre todo cuando uno lleva las de perder. Algo de eso ocurrió durante el discurso del presidente Alberto Fernandez en Ezeiza, cuando dedicó algunos minutos a defender el control estatal de Aerolíneas Argentinas ante las críticas de varios sectores de la oposición. «A los que decían que Aerolíneas era una caja negra, les decimos que puede ser una empresa que preste servicio, que se vuelve rentable y que cada vez necesite menos requerimientos del Estado argentino».

Hasta allí, podría decirse que está en pleno derecho de expresar su opinión de contar con una empresa aérea administrada por el Estado, aun cuando sea deficitaria, y defenderla.

El problema fue cuando el responsable del Poder Ejecutivo destacó que, durante la pandemia, «se socorrió a las aerolíneas de bandera de todo el mundo y todos los Estados pusieron dinero para sostenerlas y que no se fundan». Es innecesario aclarar que en la Argentina solo tuvo apoyo económico Aerolíneas Argentinas, por más que el resto de las compañías que operan con matrícula nacional y emplean a argentinos también son empresas de bandera, según lo ha especificado hasta el cansancio IATA y así lo entienden en todo el mundo.

Pero el desliz fue mayor cuando Fernández puso como ejemplo a la excanciller de Alemania, Ángela Merkel, por el apoyo de su Gobierno a Lufthansa. “El gobierno germano puso dinero para que Lufthansa no se muera. En todos lados los Estados ponen dinero para mantener las aerolíneas y eso no está mal, ¡está bien!», resaltó el Presidente. Y completó: «lo que está mal es dejar que se fundan”.

 Todo bien. Pero lo que no contó el Presidentede allí la importancia de los asesores – es que Lufthansa, es cien por ciento privada desde 1997, y que ya en noviembre de 2021 había devuelto todo el dinero (unos 9.000 millones de euros) que en la emergencia el gobierno de su país “le prestó” para sobrellevar la crisis producto de la pandemia de Covid 19.

Algo similar, aunque más acá, ocurrió con Air France que en marzo restituyó los últimos €2.600.  Iberia, que ya devolvió una parte, estima cancelar la totalidad del “préstamo” en 2026.

Es probable que este no sea el caso de Aerolíneas Argentinas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here