El fenómeno del aumento exponencial de los vuelos privados

0
644

Desde los últimos años, el mercado de la aviación viene evidenciando un gran incremento en la demanda de vuelos privados, un fenómeno que continúa en crecimiento a nivel regional.

Si bien en 2020 se experimentó un aumento en la demanda impulsado por la disminución de oferta en los vuelos comerciales y la necesidad de realizar viajes de repatriación de pasajeros varados en otros países durante la Pandemia, el servicio continuó en expansión en los siguientes años tanto como una opción cómoda y segura para viajes de negocios como para experiencias turísticas de lujo.

“Es un salto de calidad tan significativo que, una vez que el pasajero vive la experiencia, no quiere volver atrás”, explica Julio Manco, Director Ejecutivo y Country Manager para el Cono Sur de la plataforma de aviación privada Flapper.

Aunque se trata de un servicio cuyo público es el de viajeros exigentes y de alto nivel, el concepto de “lujo accesible” se instaló cada vez con más fuerza a partir de la temporada alta de verano 2022-2023.

Lo cierto es que la diversificación de servicios hace que la oferta de vuelos privados se acerque a un público más amplio a través de modalidades como la de empty leg (la comercialización de vuelos que vuelven vacíos a un 40 a 60% menos del valor del tramo original) y vuelos compartidos en aviones privados en las rutas más demandadas según cada temporada. Estas opciones se suman como alternativas a los aviones privados completos, vuelos en helicóptero punto a punto o helitours., todos servicios que ofrece Flapper a sus pasajeros.

Si bien actualmente los principales usuarios son empresarios, ejecutivos de nivel CEO y celebrities, en el último tiempo se empezaron a vislumbrar alternativas como las grupales, por ejemplo, un viaje con integrantes de una empresa; grupos de amigos que planean vacaciones: una familia, o varias familias, que deseen viajar al mismo lugar, sin necesidad de coordinar con varias líneas aéreas, horarios o, incluso, enfrentar una posible demora.

Volar en un avión privado es para exigentes. Es un servicio para personas que desean experiencias únicas, exclusivas y con el mínimo de contingencias. En este servicio, los pasajeros eligen fecha, hora y modelo de avión; calidad del servicio; además, no sufre demoras ni cancelaciones (salvo factores climáticos que imposibiliten el vuelo); y no requiere de largas filas para hacer el check-in.

Esta modalidad incluso facilita los vuelos con mascotas, otro segmento en crecimiento. La aviación privada es mucho más amigable y confortable para los perros o gatos que acompañan a sus dueños en el aire, y que esperan que reciban un trato igualitario con respecto al de los demás pasajeros.

Cifras

Ejemplo del boom son los números recientes: en diciembre de 2022, el movimiento de aeronaves de aviación privada entre Buenos Aires y Uruguay creció +66% con respecto al mismo mes de 2019 (pre pandemia). Por su parte, Aeropuertos Uruguay informó que entre las ciudades de Buenos Aires y Punta del Este el crecimiento en ese mismo período fue aún mayor: +75%.

Sólo en diciembre de esta temporada, hubo más de 1.600 vuelos privados con destino Uruguay. De ellos, el 85% tuvo como origen o destino el Aeropuerto Internacional de San Fernando.

Los vuelos privados tienen dentro de sus ventajas que no requieren pasar por Buenos Aires para ir de un punto a otro. Los destinos nacionales e internacionales son parte del segmento del turismo de alta gama.

Entre diciembre y enero, en temporada alta, se pueden encontrar vuelos compartidos en aviones privados con regularidad semanal en un avión modelo Tecnam P2012 del año 2021, con un diseño muy moderno, cómodo, espacioso (de hecho hay capacidad para que cada uno de los 9 pasajeros traslade hasta 25 kg de equipaje) y seguro. La tarifa estándar es de usd 290 por tramo y se pueden encontrar promociones con grandes descuentos cuando quedan pocos asientos disponibles.

Según datos del marketplace, la capacidad de los vuelos queda cubierta en un 70% en promedio.

Los vuelos privados son una opción cada vez más tentadora para viajar porque simplifican enormemente la logística de los traslados. Lo que antes era un lujo, hoy puede ser una necesidad porque es tan predecible como subirse al propio auto para ir de una ciudad a otra, pero en este caso, a través del aire.

Ya sea por trabajo o por placer, la aviación privada cada vez es más elegida por personas y empresas para movilizarse con seguridad, eficiencia y exclusividad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here