Transporte Aéreo de Latinoamérica y El Caribe: Camino a una recuperación a largo plazo

0
710

Dentro de las discusiones en torno a los temas relevantes para la industria aérea en la región, siempre en búsqueda de redefinir el futuro y proponer alternativas y soluciones para superar desafíos de competitividad y sustentabilidad, la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo ofreció un panel dentro del ALTA Leaders Forum  titulado “Runway to Long-Term Recovery” moderado por Carlos Ozores, Vice President, Managing Director – Aviation, Travel and Tourism de ICF.

“En los últimos años muchas cosas han cambiado, con 3 de los mayores operadores de la región entrando en procesos de reestructuración. Además se han producido cambios significativos en la estructura del negocio como la creación del Grupo Abra, el Joint Venture entre Delta y LATAM o la participación en Jetsmart de American Airlines. Además, se aceleró la transformación digital y se produjeron cambios en la sociedad con una explosión del e-commerce y poniendo las cuestiones medioambientales en el centro de la escena” precisó en su introducción Ozores, antes de consultar sobre los cambios estructurales debieron llevar adelante las compañías que las hicieron más fuertes ante la Pandemia y los desafíos  a los que se enfrentan hoy.

Para Alex Antilla, Vicepresidente de Delta Airlines para Latinoamérica, “la Pandemia fue terrible para todos: las compañías, las personas, las sociedades, y la industria. Todo en Delta trabajamos muy enfocados en las personas y ahora, que enfrentamos un nuevo comienzo, la Pandemia nos confirmó que ese el enfoque correcto”.

“Fuimos la primera aerolínea en contratar un chief health officer, el Dr. Henry Ting, que realmente nos ayudó y ahora que estamos empezando a salir de la crisis sigue colaborando con nosotros en temas de salud y bienestar” expresó Antilla, quien agregó que “el consumidor ha cambiado mucho, demandando más flexibilidad  y digitalización”.

En cuanto a los desafíos, el ejecutivo agregó que “estamos en una región súper dinámica y somos optimistas trabajando con el objetivo de crecer, como aerolíneas y ayudando a las economías permitiendo más turismo, más comercio, más negocios, trabajando mancomunadamente”.

Por su parte Janis Balkens, CEO para mercados emergentes de Dnata, afirmó: “La crisis fue muy repentina pero aprendimos que SI, SE PUEDE. En semanas demostramos que esta industria cuando está unida puede hacer muchísimo. Como compañía global que opera en 130 aeropuertos, quisiera destacar a Brasil, mercado al que entramos en 2015, y cuyas autoridades se mostraron muy colaborativas y rápidas para reaccionar”.

“Soy optimista en que esta unión entre stackeholders y clientes se mantendrá para enfrentar los desafíos actuales, como la inflación, los aumentos de costos de capital, y cualquier dificultad. Mi deseo es mantener este trabajo en equipo”, agregó.

A su turno, José Freig, Vicepresidente comercial y de operaciones  de American Airlines para México, El Caribe y Latinoamérica graficó los cambios que introdujo la Pandemia al recordar que “desde 1984 no teníamos un vuelo puro de carga, y tuvimos que generarlo en cuestión de días. Cuando pensamos en la recuperación debemos estar orgullosos como industria de lo que logramos juntos. Además, otra oportunidad que nos brindó la crisis es poder realmente acercarnos a nuestros gobiernos y aprender sobre autorizaciones, permisos, aperturas migratorias. Y eso es algo que debe mantenerse en nuestra compleja región”.

Hacia el futuro, agregó Freig, “somos muy optimistas. Ya tenemos un 25% más de asientos en esta región comparados con 2019 y continuamos creciendo. La demanda está, pero aun enfrentamos problemas de infraestructura donde también debemos trabajar colaborativamente”.

Felipe Bonifatti, Senior Director de Lufthansa para Sudamérica, destacó que “si bien muchas cosas cambiaron durante la pandemia, los principales cambios que llegaron para quedarse – como Grupo que gestiona varias legacy carriers – fue la habilidad para mantenernos flexibles, ágiles, y con rápida reacción. Eso es algo en que las legacy no eran buenas en el pasado. Tuvimos que aprender y es algo que se mantiene hasta hoy. Además, durante la reorganización, todos los departamentos internos se centraron en el cliente y nos pusimos en sus zapatos para satisfacer sus demandas; encontrando un mejor balance entre vida privada y trabajo. Un modelo que llegó con la Pandemia y está aquí para quedarse”.

Mirando al futuro, Bonifatti afirmó que “la recuperación en Latinoamérica ha sido fantástica y más rápida de lo esperado, lo que nos puso desafíos que no esperamos como cuán rápido podemos recuperar la capacidad en el mercado.  Tenemos muchas razones para manteneros muy optimistas, destacando siempre la lealtad de nuestros clientes y muchas razones para celebrar. Los desafíos que enfrentamos tienen que ver con la capacidad, y cuán rápido podemos tener los aviones, pilotos,  tripulantes y personal de tierra listos para operar más vuelos y ofrecer mayor capacidad”.

Tracy Cooper, CEO Bahamasair, dijo que “la Pandemia nos mostró cómo podemos apoyarnos en la digitalización en todos los procesos más de lo que lo hacíamos. Y creo que debemos darle un reconocimiento a la aviación que es mucho más resiliente de lo que pensábamos. Debemos aprender de lo que hicimos en el pasado sin sobreactuar y confiando en que la industria aérea puede superar estas dificultades”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here