Administrador pide quiebra del Grupo Itapemirim

0
766

Las empresas que gestionan judicialmente el Grupo Itapemirim en su proceso de recuperación judicial se han declarado en quiebra de la empresa de transporte. EXM Partners y el bufete de abogados Mandel Advocacia presentaron la demanda ante el Tribunal de Justicia de São Paulo la semana pasada.

La nueva compañía brasileña, que obtuvo su Certificado de Operador Aéreo (COA) por parte de Agência Nacional de Aviação Civil (ANAC) de Brasil a fines de abril del año pasado, hizo su vuelo inicial simbólico entre San Pablo y Brasilia en junio de ese mismo año.

La compañía nació solicitando 150 rutas con la intención de competir con Latam, GOL y Azul, y la promesa de contar con 50 aviones – sumando cinco aeronaves por mes – en un año.

El presidente del Grupo Itapemirim, Sidnei Piva de Jesús, prometió entonces una inversión de U$S 500 millones supuestamente procedente de fondos árabes. Pero pocos meses después, Piva de Jesús inició un proceso judicial para evitar la quiebra y responder financieramente ante sus acreedores, dado que con la venta de parte de sus activos podría hacer frente a las deudas.

El actual Administrador califica el proceso de recuperación de la empresa como conflictivo desde su nacimiento y un completo caos, y cita que las bolsas de control bursátil entre Sidnei Piva, ausente desde febrero 2020, y Camila de Souza Valdívia, su socia y mano derecha durante seis años, invalidaron los intentos de hacer una gestión profesional de la empresa. Además, los dos recibieron millones de la compañía para negociaciones corporativas y contratos dudosos.

También se cita un alto número de incidentes, como la impugnación de pagos que habían sido determinados por la justicia y el retraso de otros pagos, lo que aumentó la deuda del grupo.

Además de acusar a la familia Cola, la antigua empresa matriz del grupo y el ex-Gerente Sidnei Piva, son acusados de utilizar los recursos de la compañía para su propio beneficio.

«Los Rerecoverers se consideraban autorizados para invertir en una aerolínea, nacida de esta iniciativa la trágica historia de ITA Linhas Aéreas, cuya operación duró poco más de seis meses, consumió R$ 42 millones de Reales de recursos del Grupo Itapemirim, dinero que inicialmente pertenecía a acreedores, perjudicó a miles de consumidores y trabajadores, lo que genera, hasta el día de hoy, inestimable responsabilidad judicial», dijo el documento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here