Thales entregó al Departamento de Control del Espacio Aéreo de Brasil (DECEA) su 1000º sistema de radar

0
218

“Un cielo seguro – dicen en la empresa – implica un tránsito seguro a través de un cierto número de espacios aéreos. Esto significa que, en cualquier momento, los controladores de tráfico aéreo (ATCO) deben conocer la posición exacta de las aeronaves en el espacio aéreo de su responsabilidad para poder llevar a cabo correctamente la gestión del tráfico aéreo (ATM). Las soluciones de vigilancia son los “ojos” del personal ATCO, que cuenta para su trabajo con una amplia red de sensores en tierra gracias a los cuales es posible toda la coordinación necesaria para que la seguridad rime con la puntualidad. Estas soluciones también permiten detectar las aeronaves poco cooperativas, un factor central en materia de vigilancia aérea”

Desde la entrega del primer radar, allá por los años setenta, la cartera de productos de Thales no ha dejado de contribuir a la seguridad aérea mundial gracias a una gama de radares que garantiza la vigilancia del espacio aéreo, el control de aeropuertos y de los terminales aeroportuarios. Dicha gama de productos incluye en particular el radar de vigilancia primario para la aproximación STAR NG y el radar de vigilancia primaria en ruta aérea TRAC NG. Ambos detectan las aeronaves poco cooperativas, las que no están equipadas con transpondedores o cuyos transpondedores tienen algún fallo.

Estos sistemas de radar son capaces de detectar además aeronaves de todo tamaño y desde una larga distancia (250 NM/460 km), mitigando de paso las interferencias producidas por los parques eólicos y suprimiendo los ecos parásitos para operar incluso en los entornos más exigentes. La cartera de radares secundarios, con el reconocido sistema RSM y su última evolución, RSM NG, que se puede utilizar tanto para el control en aproximación como en ruta, ofrece a los controladores la capacidad de detectar e identificar aeronaves cooperativas, ya se comerciales o militares.

Thales, siempre a la vanguardia de las nuevas tecnologías, invirtiendo abundantemente en I+D y aprovechando la experiencia acumulada en el control del tránsito aéreo a lo largo de los últimos 50 años, ha logrado introducir un gran número de innovaciones en pro de la seguridad del espacio aéreo y para acompañar las necesidades evolutivas de sus clientes, tanto en el ámbito civil como militar. Como es de esperar, estas innovaciones cumplen con la normativa más reciente en materia de seguridad para garantizar una vigilancia precisa en aproximación y en ruta.

Entre las evoluciones e innovaciones cabe destacar una familia de radares de alta eficiencia, diseñados especialmente para tareas de detección y precisión, el desarrollo de nuevas funcionalidades como la medición de la protección electrónica, la 3D, la detección de aeronaves a velocidad cero (helicópteros), aeronaves ultrarrápidas y de gran maniobrabilidad (aviones de combate) o la fusión del modo S tradicional con la detección ADS-B a fin de mejorar la eficiencia de los sensores, entre ellos una estación radar sostenible alimentada por energía solar.

“La entrega del 1000º radar de vigilancia del tránsito aéreo de Thales demuestra claramente la confianza de los clientes y la capacidad de la empresa para ofrecer los mejores instrumentos de detección en todas las circunstancias, asegurando la vigilancia y la seguridad del espacio aéreo. Queremos dar las gracias a todos nuestros clientes por la confianza que han puesto en nosotros. Con más de 130 radares de vigilancia aérea instalados en Brasil y una relación que dura desde hace dos décadas entre Omnisys, compañía del grupo Thales, y el DECEA, nos sentimos muy orgullosos de celebrar en Brasil este hito tan significativo para nosotros: nuestra 1000ª entrega, que es un claro testimonio de la gran eficiencia y fiabilidad de los radares de vigilancia del tráfico aéreo diseñados por Thales”, declaró Lionel de Castellane, vicepresidente de Civil Segment Radars en Thales.

Thales es líder mundial en tecnologías avanzadas que invierte en innovaciones digitales y deep tech (conectividad, big data, inteligencia artificial, ciberseguridad y computación cuántica) para construir un futuro seguro que es crucial para el desarrollo de nuestras sociedades.  El Grupo ofrece a sus clientes (empresas, organizaciones y estados) de los mercados de la defensa, la aeronáutica, el espacio, el transporte y la identidad y la seguridad digitales soluciones, servicios y productos que les ayudan a cumplir con sus misiones críticas, situando al individuo en el centro del proceso de toma de decisiones.

Thales cuenta con 81.000 empleados en 68 países. En 2021, el Grupo generó unas ventas de 16.200 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here