El Gobierno de los Países Bajos le pide a su aerolínea de bandera, que baje sus costos un 30%. Como en la Argentina…

0
762

El Gobierno del Reino de los Países Bajos presiona a su aerolínea KLM Royal Dutch Airlines para que baje sus costos un treinta por ciento. La compañía, por su parte, dice que ha cumplido con lo que se ha comprometido a la hora de aceptar las ayudas estatales pero que no puede hacer más recortes si cumple con la legislación. La compañía aérea defiende y asegura que ha cumplido con las condiciones que le fueron exigidas para la concesión del rescate. Los trabajadores aceptaron un recorte salarial que llegó al veinte por ciento y el resto de la compañía se apretó el cinturón

El Gobierno puso condiciones cuando inyectó efectivo en calidad de préstamo. Se ha realizado un recorte del 15% de los costes controlables, como muestra de que no sólo el contribuyente ponía dinero sino de que la compañía hacía un esfuerzo. En efecto, los trabajadores aceptaron un recorte salarial que llegó al 20% y el resto de la compañía se apretó el cinturón. Pero ahí empiezan los problemas en los que las dos partes parecen tener cierta razón.

En primer lugar, el Gobierno y los partidos políticos que le dan sustento exigen concreción para lograr el treinta por ciento de recortes, porque las cosas parecen haber quedado un tanto estancadas. Por otro, la aerolínea dice que no puede avanzar saltándose la ley. KLM está en negociaciones avanzadas para un nuevo convenio colectivo para los pilotos, pero esto no se ha podido cerrar porque hay un conflicto entre la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Gobierno, dado que la primera dice que el Gobierno no puede imponer condiciones a la libre negociación de las partes. De manera que el convenio sigue en discusión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here