Aerolíneas Argentinas: La extraña teoría del 1 x 4 del Comandante Biró

3
880

Dos semanas atrás, quizá un poco más, Pablo Biró esbozó una teoría – que algunos atribuyen en realidad a Pablo Ceriani –  según la cual por cada dólar que el Estado invierte en poner a Aerolíneas Argentinas en servicio, el país recibe 4 dólares.

El titular del gremio de pilotos basó su teoría en un informe de la consultora Oxford Economics, que concluyó hace 8 años que por cada dólar que el Estado destina a gasto operativo, la empresa genera US$ 3 (menos de lo que dijo Biró).

Economistas y especialistas en aviación comercial coincidieron en cuestionar la estimación brindada por el sindicalista, al sostener que el estudio en el que se basó posee inconsistencias metodológicas. Además, sostuvieron que el impacto de Aerolíneas en la actividad económica podría ser generada también por una empresa privada, sin que ello exija erogaciones por parte del Estado, o por otras aerolíneas si la línea de bandera no existiera.

La teoría del 1 X 4 la utilizó también Ceriani en el comunicado que emitió la empresa esta semana dando cuenta de la aprobación (con cometarios) del Balance 2021 por parte de la Auditoría General de la Nación a fines de abril y esta semana por la asamblea de accionistas y auditado por la firma internacional KPMG. “El mismo arrojó un resultado negativo de 438 millones de dólares que si se los compara con los 667 millones de 2019 significan una reducción de la pérdida de 229 millones. Resulta importante mencionar que los aportes del Estado durante 2021 fueron de 65.796 millones de pesos, de los cuales 35.180 millones volvieron a las arcas del Estado en concepto de impuestos y tasas”.

Es evidente que el comunicado pretende dar una opinión favorable sobre la gestión de la empresa conducida por Ceriani. Sin embargo, del análisis de la información descrita en el estado contable se observa que la diferencia principal radica en los “resultados financieros”, con lo cual se desprende que la “buena gestión empresarial” es un simple dibujo contable, no relacionada con una mejor programación de los vuelos o reorganización empresaria sino a un revalúo de los activos (aeronaves básicamente) o tenencia de moneda extranjera

Oxford Economics, la fuente de inspiración de Biró, es una empresa comercial fundada en 1981 en asociación con la Facultad de Negocios de la Universidad de Oxford. Según se describe en su página web, cuenta con “experiencia en pronósticos y modelos para áreas geográficas y sectores específicos”. El informe “mide el impacto de la aerolínea en 2 etapas: la contribución inmediata a la economía argentina; y el impacto económico más amplio que genera a través del turismo que facilitan sus servicios”.

El trabajo, realizado sobre datos oficiales de 2014, sostiene que ese año “las operaciones de Aerolíneas contribuyeron en total a la economía argentina con US$ 1.700 millones y mantuvieron 41.100 puestos de trabajo”. Y concluye que, “por cada dólar de gasto operativo directo realizado por la empresa, se generaron cerca de US$ 3 de beneficio de valor agregado adicional”. 

Final del formulario

Chequeado, sitio web argentino que se ocupa de la verificación del discurso público, consultó a Oxford Economics sobre su trabajo y no obtuvo respuestas hasta la publicación de esta nota.

 Sí, en cambio, respondieron expertos en aeronavegación y economistas, y todos coincidieron en cuestionar el informe por inconsistencias metodológicas y por considerar que el efecto de Aerolíneas Argentinas sobre la economía podría ser generado por otra empresa aeronáutica privada, al contrario de lo que declaró Biró.

Una de las principales observaciones al trabajo es que calcula el impacto de Aerolíneas Argentinas sumando todo el aporte al PBI que generan las actividades que la empresa favorece (el gasto de un turista, por ejemplo), cuando en realidad el efecto sobre la economía argentina de Aerolíneas debería ponderarse sobre su aporte específico a esa actividad, es decir, el turismo.

En este sentido, Rafael Skiadaressis, economista de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), dijo a Chequeado que “la metodología utilizada en el estudio para arribar a esa conclusión no es consistente”.  Y agregó: “La medida (usar el gasto/PBI) sobredimensiona el peso del sector aerocomercial”.

Por su parte, Nicolás Grosman, economista y docente de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella y ex coordinador de Infraestructura de la Fundación Pensar entre 2010 y 2011, indicó al medio: “El informe es desprolijo y tiene varias falacias metodológicas. Una es que le están atribuyendo a Aerolíneas un impacto que no necesariamente es de la empresa. Toman el gasto de Aerolíneas y le atribuyen el impacto que tiene el sector en la economía. Y no sabemos si es así: se le está extrapolando un impacto sectorial”. Y continuó: “En realidad lo que muestra el estudio es el tamaño que ocupa el sector en la economía. Pero si quiero hablar de impacto, como mínimo, tiene que haber una noción del contrafáctico, y acá no hay nada de eso: si pregunto ¿qué pasaría si Aerolíneas no existiera? ¿Dejarían de venir esos pasajeros y se dejaría de gastar ese dinero?”.

 Un informe elaborado por los especialistas Fernando Dozo y Carlos Vázquez también cuestiona el trabajo de Oxford Economics, y sostiene que, según los números presentados por el informe, “se podría inferir que, a pesar de tener en 2014 una participación en el mercado] del 70% doméstico y 26% internacional (según el informe), Aerolíneas Argentinas contribuyó con US$ 1.700 millones de los US$ 5.400 millones que aportaron todas las demás aerolíneas. O sea, un 31,48%”.

Por otro lado, Dozo insistió en que, “si no estuviera Aerolíneas, esa actividad económica la generarían otras empresas, sin generar un déficit para el Estado nacional”.

En este sentido, Vázquez sostuvo que en Chile, donde no hay aerolínea estatal, el sector aéreo “impacta más sobre el PBI que en la Argentina (un 2,8% vs. 2,1%), con la salvedad de que no existen allí líneas aéreas estatales o con participación mayoritaria del Estado”. Frente a esto, concluyen los especialistas en que “ser una aerolínea con control de un Estado no se correlaciona con un mayor desarrollo del mercado aéreo o mayor importe de ingresos para el fisco”.

Por esto, la frase de Biró, quien dijo que “por cada dólar que el Estado argentino invierte en ponerla en servicio, le devuelve US$ 4” es insostenible, como una afirmación que “surge de investigaciones con falta de sustento o graves errores metodológicos, o resulta imposible de chequear”.

En ese sentido, los especialistas coincidieron en cuestionar el informe de la consultora Oxford Economics -utilizada por Biró como fuente de su afirmación- al indicar que el trabajo posee inconsistencias metodológicas.

3 Comentarios

  1. Esto confirma entonces que si AR no existiera y los servicios los brindara la actividad “no estatal” , al país le quedarían 5 ahorrándose el innecesario e hipotético 1.
    Gracias Biro por su “relato” para la tribuna planera.

  2. Biro … deja de mentir …. Aparte de cobrar tu sueldo sin trabajar (tus propios compañeros pilotos se ríen de vos ) cobras suculentos viaticos de tu gremio y encima honorarios como director de la PPP , aunque vos no integres la PPP…
    Por cierto … si queres que la empresa sea eficiente porque votaron por aumentarse los honorarios de los miembros del directorio ?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here