Con críticas de la oposición, se llevó a cabo el vuelo inaugural de Alas La Rioja

0
1105

El miércoles pasado se realizó el primer vuelo del Embraer 145 de American Jet contratado por la provincia de La Rioja a través de Alas La Rioja, una Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria (SAPEM).

Un acuerdo que podría compararse con el que alguna vez tuvieron (sin mucho éxito) Macair y LAER (Líneas Aéreas de Entre Ríos) o Aerochaco.

«Bautismo del primer vuelo de Alas La Rioja Estamos felices de contar con la primera empresa de transporte aéreo destinada para las riojanas, los riojanos y turistas. Estamos brindando una alternativa distinta, confiable y con un mejor precio. ¡Reservá tu vuelo!», posteó el gobernador Ricardo Quintela en su cuenta oficial de Twitter.

Según informaron las autoridades, se trata de un acuerdo de contratación de servicios (47 vuelos) encuadrados como no regulares.

La oposición de la provincia, salió rápidamente al cruce de este “acuerdo”. En una entrevista con Multiplataforma Fénix La Rioja, el Senador Julio Martínez, perteneciente a la Unión Cívica Radical, afirmó tajante que «Es una política soviética, hacen falta empresas serias y profesionales, no improvisaciones».

“Alas Riojanas, una película repetida, con los mismos actores y guión: incapaces de crear condiciones para que haya inversiones genuinas y desarrollo, malgastan dinero público que le quitan a la educación, a la salud y a la seguridad, para hacer anuncios rimbombantes», agregó . «Las SAPEM riojanas son un fracaso, el 95% da enormes pérdidas que se pagan con dinero público, en el 100% hay corrupción. Empresas públicas quebradas que pierden capital y patrimonio, mientras sus ex gerentes millonarios estrenan 4×4, fincas y departamentos».

Por otro lado, disparó directamente contra el gobernador Quintela: «Con estas políticas ‘soviéticas’ del gobierno provincial no van a venir más turistas ni inversiones privadas. Tampoco van a volar más riojanos, mientras, vamos a ver cómo se derrocha dinero y crece más la corrupción».

«Esta es una empresa high cost. No entienden, no saben lo que es el mercado aerocomercial y ponen al Estado de por medio. Podrían ir a ver algunas de las empresas low cost que quedan», agregó Martínez a Clarín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here