Presentó Aerolíneas Argentinas los resultados de enero y anticipó novedades, pero no pudo evitar contestar sobre resultados económicos y una flota encogida

0
1097

La semana pasada, en el límite entre enero y febrero, el Área Comercial de Aerolíneas Argentinas convocó a una conferencia de prensa para exponer sobre los resultados del 2021, los números comerciales de enero de este año, anticipar cambios en la programación y contar algunas novedades para el resto del ejercicio. También contestar preguntas. La exposición estuvo a cargo del director del área, Fabián Lombardo, quien estuvo acompañado – aunque su presencia fue solo institucional- por Carlos Fernández, Director de Relaciones Institucionales. Que el convite lo haya impulsado el sector comercial, no evitó que también se hablara de flota – o, mejor dicho, de los aviones que están en tierra – y de los resultados económicos previstos para este año.

Los datos:

¿Cómo fue el 2021?

“Comenzamos con un primer trimestre bueno, ya que habíamos transportado más de un millón de pasajeros, y habíamos tenido una Semana Santa record, pero a partir de abril, cuando se dispuso permitir solo el embarque de pasajeros esenciales, el tráfico obviamente cayó sensiblemente para recién repuntar hacia el último trimestre del año”.

En total, se transportaron en vuelos domésticos 4.436.233 de pasajeros, lo que representa un 44% de los trasladados en 2019, habiendo alcanzado un 82% de ocupación.

En internacional, los viajeros fueron 492.661, apenas un 15% de los transportados en 2019, es decir en pre pandemia.

En enero de este año, los datos aportados por Lombardo muestran que la empresa transportó 718.402 pasajeros en cabotaje, lo que significó un 88% de los viajeros trasladados en el mismo mes pre-Covid (enero 2020).  En internacional, los pasajeros embarcados fueron apenas 152.517, solo un 48% de los que se movilizaron en igual mes de 2020. La suma de ambos grupos, da un total de pasajeros transportados durante el primer mes del año de 870.919, lo que equivale a un 77% de los trasportados en igual mes dos años atrás.

Los destinos nacionales más vendido en enero fueron Bariloche (un 136% más que en pre-pandemia), Ushuaia (108%), El Calafate (118%), Córdoba (57%), Mendoza (104%), Puerto Iguazú (72%), Salta (79%), Mar del Plata (75%), Tucumán (80%) y Neuquén (64%). Al margen de la “colaboración” aportada por el programa PreViaje, impulsado por el Ministerio de Turismo y subvencionado por el Gobierno, la característica de los destinos muestra que la recuperación vino por el lado del turismo, cuando antiguamente la base del cabotaje era el tráfico comercial. ¿La pregunta es si éste último se va recuperar o las facilidades para comunicarse por medios electrónicos incentivado durante la pandemia, lo desplazaron definitivamente?

Respecto a los destinos internacional, los más vendido fueron San Pablo (88% respecto al pre-Covid), Río (40%), Miami (60%), Santiago de Chile (54%), Punta del Este (54%), Madrid (41%), Florianópolis (41%), Cancún (53%), Asunción (73%); Lima y Punta Cana (70%) y Nueva York (91%).

Las novedades:

Un resumen de las características de la RED doméstica de Aerolíneas para el primer trimestre de 2022, muestra que:

  • La empresa buscará alcanzar en 2022 el 72% de los vuelos pre COVID, mientras que en asientos será un 86%.
  • El programa representa 84% de los vuelos de Aerolíneas programados en enero de 2022 (190 de los 226 vuelos diarios)
  • Aumenta la oferta a todas las provincias operadas por Aerolíneas, tanto desde Buenos Aires como desde el Interior.
  • Todas las provincias tienen 6 o más vuelos por semana
  • Se programan 32 intertramos, con 228 vuelos por semana entre destinos que no pasan por Buenos Aires (aprox. 17% de la operación)
  • Se inauguran nuevos intertramos como: Tucumán-Iguazú, Mendoza-Bariloche, Neuquén-Salta, Bariloche-Viedma, Córdoba-San Juan, Salta-Resistencia, además de reiniciar 9.
  • Se retoma el Hub COR de donde se volará directamente a 13 provincias y permitirá conectar el Norte con el Sur sin pasar por Buenos Aires.

Respecto a este último centro de distribución, la empresa resaltó que durante enero y febrero tendrán destacadas en el aeropuerto de Pajas Blanca 3 aeronaves (2 B737 y un Embraer 190), para cubrir 13 intertramos hacia y desde el destino, 17 nuevas conexiones Norte-Sur, lo que posicionará a Córdoba como un destino emisivo y receptivo.

Respecto a internacional, la empresa dispuso para esta temporada de verano 5 frecuencias semanales a Madrid, 9 a Miami, 3 a Nueva York, 3 a Cancún y 3 a Punta Cana (en ambos casos con aviones de fuselaje ancho), 5 a Bogotá, 5 a Lima (desde Aeroparque), 18 a San Pablo, 9 a Punta del Este, 3 a San Salvador, además de vuelos diarios a Florianópolis, Asunción, Santa Cruz de la Sierra y Montevideo y 2 servicios diarios a Rio y Santiago

Además, 3 semanales desde Córdoba a Rio y Florianópolis y uno semanal entre Mendoza y Santiago.

Entre las novedades, la empresa adelantó que a partir de abril sumaran 4 frecuencia entre Córdoba y Comodoro Rivadavia, 4 entre Córdoba y Posadas, 2 entre Mar del Plata y Córdoba y dos entre la ciudad balnearia y Mendoza. En julio, se incorporarán 2 frecuencias semanales entre Bariloche y Salta, además del Corredor Atlántico (Aeroparque-Mar del Plata-Bahía Blanca-Trelew- Comodoro-Aeroparque) con 3 vuelos por semana. En total ofrecerá 37 intertramos, es decir vuelos que no pasan por Buenos Aires.

Las peguntas:

Fabián Lombardo – lo dijo en FITUR y lo repitió ahora – que los focos de la compañía están puestos en la conectividad del país y el desarrollo del mercado receptivo.

 “Efectivamente – reconoció el directivo – la compañía tiene dos focos importantes, que son la conectividad dentro del país y el desarrollo del mercado receptivo. Hoy la situación, a partir de la apertura y desde que ya no es necesario hacerse un PCR para ingresar, la propuesta es a partir de abril la implementación de 4 frecuencias semanales a Porto Alegre, Curitiba y Brasilia, que son destinos netamente emisores para la Argentina. Se trata de destinos de países limítrofes, a cuyo target es más fácil llegar, además de ofrecer una respuesta más inmediata”.

¿Es Brasilia un destino apropiado, teniendo en cuenta que no es un polo industrial ni turístico sino político, para un vuelo de Aerolíneas desde Buenos Aires?

Para Lombardo sí, ya que la zona que rodea geográficamente a Brasilia – esencialmente sojera – “es muy rica, especialmente por su desarrollo agropecuario. Además, Brasilia supone buena conectividad con el centro oeste del país, es el 4º PBI de Brasil y hoy no tiene mucha oferta aérea”.

Casualidad o no, este martes las autoridades de Aerolíneas junto a los ministros de Transporte y de Turismo – ver comunicado a parte – recibieron en sus oficinas al Embajador Argentino en Brasil, Daniel Scioli, que desde abril tendrá para su comodidad 4 vuelos semanales directos a su destino diplomático. ¿Pura casualidad?

Saliendo de la región, otra pregunta estuvo enfocada sobre el resto de los mercados internacionales, teniendo en cuenta que hasta el inicio de la pandemia solo el 17% de los pasajeros internacionales de Aerolíneas eran extranjeros, y de ese total el 50% procedían de países limítrofes. ¿Qué herramientas piensa usar Aerolíneas para incentivar la llegada de turistas de fuera de la región?

“Respecto a los otros mercados, nosotros en FITUR – destacó Lombardo – nos reunimos con aproximadamente 30 operadores que ven una oportunidad en Europa para un mercado como el sudamericano, ya que, por lo que no decían, el 30% o 40% de los pasajeros que salen al mundo desde el viejo continente van a oriente (China y Japón, básicamente) por lo que pensaban que había una oportunidad importante para traer turistas a destinos como los nuestros. Ante esto, y en el caso específico de España, lo que hicimos, aprovechando que tenemos nuevas frecuencias, fue ofrecerles a todas aquellas agencias que no conocen o no trabajan argentina, tarifas especiales en temporada baja para que vengan a conocer el destino. Esto lo hace Aerolíneas para promover el receptivo”.

La reflexión, que rebotó entre los periodistas, fue sí con eso es suficiente.

Otra pregunta, pese a que Lombardo solo es responsable del Área Comercial, fue por la flota, o mejor dicho por la cantidad de aviones (17 sobre 76) que por motivos técnicos hoy no están volando. Es probable que para la oferta actual con lo que hay alcanza, pero la pregunta es ¿qué pasará si se recupera la demanda ya que ponerlos nuevamente en servicio requiere tiempo y recursos?

“Estamos volando con la oferta adecuada para la demanda que tenemos, dijo Lombardo. “Nuestra operación está siendo realizada con 55 aviones. Respecto a los 330, se fueron dos y estamos esperando el ingreso de otros dos, ex TAP, que hoy están esperando su puesta a punto en California. Los mimos llegarían, uno en marzo y el otro en abril. La flota A330 quedará en 10 unidades, en función del mercado”

¿Hay un presupuesto previsto para la recuperación de la flota?

Cric, cric……

¿Y qué pasa con la ruta Buenos Aires –Roma?

“Es decisión de la compañía mantener la ruta y operarla en tanto y en cuanto el ministerio de Salud de Italia permita, con mayor previsibilidad, el ingreso de argentinos. Algo que están llevando mes por mes, lo que dificulta una programación. La última decisión estaba hasta el 31 de enero, pero ahora la extendieron hasta el 15 de marzo. Es muy difícil programar para esa fecha sin tener seguridad de que permitirán el ingreso de los pasajeros. Lo que debe quedar claro, es que, por decisión de la compañía, Roma va a ser operada por Aerolíneas…”

Un dato que llamó la atención al exhibirse los gráficos internacionales fue la ocupación en enero, temporada alta-alta para los vuelos a Estados Unidos (Miami), que apenas fue del 57%, un porcentaje sumamente bajo para los guarismos con que hoy se maneja la industria. Según Lombardo “esto se debió al flujo del mercado, ya que en enero el tráfico era hacía el norte (los pasajeros iban a Miami) para regresar, supuestamente, en febrero o marzo. Es decir, lo vuelos regresaban con menos pasajeros que a la ida lo que debería invertirse a partir de febrero y marzo. Habrá que ver si efectivamente se cumple el pronóstico…

Si bien, otra vez, no es un tema netamente de Comercial, aunque lo impacta por los ingresos, era inevitable preguntar como creen que será el resultado económico al final del año. Las especulaciones van desde un rojo de 700 millones de dólares hasta los mil millones. Pero para Lombardo, que recordó que la asistencia desde el Tesoro el año pasado fue de U$S 682 millones y el anterior U$S 600, “con una programación normal deberían bajar los subsidios ya que la recaudación de la compañía, que está entre un 30% y un 40%, debería mejor y eso impactaría a favor en el resultado. Claro, que después hay otras variables externas que no manejamos, como el valor del dólar o los combustibles”.

Aunque un periodista en voz alta recordó que una de las características de Aerolíneas es que, como se ha visto en los últimos años, pierde casi los mismo cuando vuela mucho como cuando no vuela.

De todas maneras, en la empresa tratan de transmitir optimismo a partir de que éste sería el primer año con cierta normalidad después de la pandemia. “Para nosotros los ingresos van a aumentar bastante. Lo que vamos a hacer es trabajar sobre la productividad, mejorar la eficiencia y facturar…”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here