Polémica en Europa por los vuelos fantasmas

0
239

Lufthansa abrió el fuego cuando habló de la necesidad de concretar casi 18 mil vuelos fantasmas para conservar los slots. Por eso pidió a la Unión Europea que vuelva a flexibilizar la medida y la retrotraiga al menos al 50%. De hecho, el ministro belga de Movilidad, Georges Gilkinet, remitió una carta a la Comisaria Europea Transporte, Alina Valean y a la europarlamentaria Karima Delli, para mantener retrotraer la norma al 50%. Y es que, de los 18 mil vuelos fantasmas planeados, 3 mil corresponderán a Brussels Airlines, la filial belga del grupo Lufthansa. En el mismo sentido, IATA señaló que la norma europea de slots está “fuera de contacto con la realidad” y su “rigidez ignora la evidencia presentada por el sector en un contexto de incertidumbre por el establecimiento o levantamiento de restricciones”. Por su parte, Michael O’Leary, CEO del Holding Ryanair, dijo: “La solución al problema de los vuelos fantasmas de Lufthansa es sencilla: se trata de vender estos asientos a los consumidores. Si Lufthansa realmente necesita operar estos vuelos, únicamente para evitar la liberación de slots a sus competidores, entonces se les debería exigir que vendan estos asientos al público a precios más bajos”. Y remató: “Lufthansa ama llorar lágrimas de cocodrilo acerca del medioambiente mientras hace todo lo posible para proteger sus slots asignados”. En el mismo sentido se expresó Jósef Váradi, CEO de Wizz Air, considerada la tercera low cost más grande de Europa: “Dejen las normas como estaban y el mercado se encargará de resolver el problema. “Nosotros seremos capaces de operar estos slots en los aeropuertos saturados. Cambiar la legislación es proteger a estas aerolíneas que son incapaces de operar porque son ineficientes”, agregó el ejecutivo. Para no tener que “repartirlos” año tras año, la autoridad aeronáutica estableció la norma (Reglamento 95/93) de que los slots, año versus año, se deben utilizar en un 80%. El uso del 80% de los slots otorgados le garantiza a cada aerolínea los conserve. La pandemia supuso un parate, el tráfico aéreo de diversos países se vio cerrado prácticamente. Esto generó la imposibilidad de cumplir con la norma del 80%. Por eso la Comisión Europea decidió generar una excepción al respecto y bajar a una proporción 50/50 (es decir la obligación de utilizar la mitad de los slots otorgados). Sin embargo, comenzó a hablarse de la vuelta a la normalidad, y, de hecho, la Comisión Europea modificó la proporción nuevamente, en un punto intermedio, hablando de la obligación de cumplir con el 64% de los slots desde abril próximo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here