Gremios aeronáuticos oficialistas salieron al cruce del convenio LADE-Flybondi. Argentina, no lo entenderías…

2
2081

Un comunicado que lleva como título “Flybondi, ¿una low cost con apoyo de Defensa y Turismo?” y que lleva la firma de Edgardo Llano (APA), Pablo Biró (APLA), Jonatan Doino (ATEPSA) y Rubén Fernández (UPSA) salió a criticar y exigir que no se cumpla el convenio firmado entre Flybondi y LADE, por el que la aerolínea de fomento alquilaba su B737 y personal para realizar una serie de vuelos hasta el 21 de enero.

Los argumentos de la nota, afirman que “durante la más violenta campaña contra Aerolíneas Argentinas y su personal por parte de los defensores del modelo neoliberal impulsado por el macrismo (un ah, pero Macri muy elaborado), aparece este convenio que solo parece reflejar preocupación por la operación de Flybondi, empresa emblemática y favorita del período macrista de gobierno, durante el cual sostuvo su política de precios de dumping sobre la base de la precarización laboral, la supresión de las bandas tarifarias que regulaban la oferta, la operación de un aeropuerto militar low cost reciclado por el Estado Nacional, el desfinanciamiento público permanente de la aerolínea de bandera y la guerra declarada a los gremios aeronáuticos a través de la creación de un sindicato pro-empresa rápidamente aceptado por el Ministerio de Trabajo de ese período”.

Y sigue el texto, “sostenemos que es contrario a una política aérea al servicio del interés nacional que una línea aérea estatal de fomento como LADE sostenga a una empresa creada deliberadamente para convertir el transporte aéreo argentino en un negocio privado”.

Y agrega “solicitamos a todo el Gobierno Nacional coherencia en la defensa de nuestra aerolínea y nuestras empresas aeronáuticas de bandera y del trabajo aeronáutico argentino digno y altamente calificado. Las contradicciones internas y pujas de intereses sólo benefician a sus enemigos”.

Lo que no aclararon los sindicatos en la nota es cuando hablan de “nuestra” aerolínea se refieren a la que sienten que es de su “propiedad”.

Y exigen – en carácter no se sabe muy bien de qué – a los ministros de Turismo, Matías Lammens, y Defensa, Jorge Taiana, que se abstengan de avanzar en la aplicación de este convenio, por ser lesivo a la política aérea nacional en su conjunto y al interés de los trabajadores y trabajadoras aeronáuticos (que no sean afiliados suyos, claro).

En definitiva, exigen que LADE no obtenga ingresos genuinos, y que los pasajeros se queden sin poder volar, culpables de no haber elegido a Aerolíneas Argentinas. Es decir, que los representantes de los trabajadores de una empresa, piden al Estado que deje pasajeros en tierra de la competencia, que no obtenga ingresos genuinos y que se abstenga de realizar convenios con otra empresa. Argentina, no lo entenderías…

2 Comentarios

  1. Me encanta este párrafo de neto corte fascista y propio de principios del siglo XX…. “sostenemos que es contrario a una política aérea al servicio del interés nacional que una línea aérea estatal de fomento como LADE sostenga a una empresa creada deliberadamente para convertir el transporte aéreo argentino en un negocio privado”……. Dios te oiga Biro, el negocio aerocomercial debe ser un negocio privado, así como el transporte automotor, las autopistas y las fabricas de pastas.

  2. Los K han ganado la batalla cultural. Gravísimo.
    El que entiende sobre propiedad privada, responsabilidad individual y esfuerzo para poder progresar también entiende que este modelo es inviable y que peligra su propia existencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here