Boeing y Ryanair dan por caída una operación por 230 Boeing 737-10 MAX

0
351

Boeing dio este lunes por caídas las negociaciones con la irlandesa Ryanair, uno de los mayores clientes del fabricante estadounidense, por la compra de 230 aviones Boeing 737-10 MAX simplemente porque no se pusieron de acuerdo sobre el precio. Fue la aerolínea la que dijo que había terminado las conversaciones, después de meses de disputas que de hecho habían retrasado el acuerdo.

El pedido le habría proporcionado al fabricante un nuevo impulso en su tarea de reconstruir su imagen y la confianza sobre el 737 MAX, que ha estado en tierra durante veinte meses, hasta noviembre 2020 después de dos accidentes fatales ocurridos por cuestiones de seguridad en el diseño de la aeronave. También la operación aceleraría la recuperación de la empresa post-pandemia.

La aerolínea de bajo costo más grande de Europa es actualmente el mayor cliente de la familia 737 MAX de la región con 210 unidades del 737-8 MAX, una versión de alta densidad para acomodar a 197 pasajeros. Los 737-10 MAX, ahora en duda, ofrecen una capacidad para 230 pasajeros.

A precio de lista, los 250 equipos en danza represen una inversión de US$ 33 mil millones.  Pero según analistas, con todos los descuentos de la industria y lo negociado la operación podía estar apenas por encima de los US$ 10 mil millones.

Este lunes, el Presidente Ejecutivo de Ryanair Group, Michael O’Leary, dijo que las conversaciones habían colapsado: “Estamos decepcionados de no haber llegado a un acuerdo. Boeing tiene una perspectiva más optimista sobre los precios de los aviones que nosotros, en tanto que nosotros tenemos un historial disciplinado de no pagar precios altos por los aviones”.

El fabricante, por su parte, también habló de disciplina: “Ryanair es un socio de larga data. Valoramos su negocio y estamos comprometidos a apoyarlos. Al mismo tiempo, seguimos siendo disciplinados y tomamos decisiones que tienen sentido para nuestros clientes y nuestra empresa”, dijo un portavoz de Boeing.

Si bien Ryanair ha dado por terminadas las conversaciones, los analistas dijeron que está apostando a que la presión pública traiga a Boeing a la mesa con una oferta mejorada teniendo en cuenta las consecuencias de la crisis del MAX, la incertidumbre sobre COVID-19 y los problemas industriales de seguridad. Boeing, sin embargo, parece creer que el mercado finalmente se está moviendo en su dirección después de ganar una serie de pedidos, incluidos 150 Boeing 737-10 MAX de parte de United Airlines.

Ryanair es uno de los dos mejores clientes junto con Southwest Airlines por lo que puede insistir para lograr los mejores precios de Boeing. Será cuestión de volverlos a sentar en la mesa de negociaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here