Aerolíneas Argentinas prevé reemplazar dos de sus A330-200 por dos ex TAP con 13 años de antigüedad

0
4813

Esta semana, pese a la baja ocupación de la flota por la pandemia, volvió a tomar cuerpo la noticia de que Aerolíneas Argentinas estaba a la búsqueda de dos A330-200 para reemplazar equipos similares cuyos contratos de alquiler estarían por finalizar. Ya en mayo, técnicos de la compañía viajaron a  Rio de Janeiro a ver dos equipos, aunque desde la compañía aseguraban que eran varios los aparatos que estaban en la mira, luego de haber emitido un Request for Proposal (RFQ). Finalmente, pareciera que la decisión se volcó por el A330-200 CS-TOL – serial 877 – y el CS-TOM – serial 899 –, ex TAP Portugal,  con 13 años de antigüedad (más antiguos que algunos de los aviones de Aerolíneas), que recibirán las matrículas LV-KAN y LV-KAO y arribarán mediante Leasing de TrueAero LLC. Los equipos ingresarían a la flota en septiembre.

La promesa de la llegada de, por lo menos, dos A330-200 a la flota de Aerolíneas se inició mucho antes, justamente cuando el último de los A340 se despidió de los vuelos comerciales y pasó a Mantenimiento para el proceso de “alistamiento” para su delívery.

Ante el malestar del personal, en especial de los pilotos, la empresa prometió la incorporación de A330 (se habló inclusive de 4 que habían operado para AirAsia, lo que llamó la atención porque eso aviones tenían contrato con el lessor hasta 2023) pero luego se supo que nunca se había emitido un request for proposal (RFP), solicitando  los A330 con características similares al resto de la flota. Unas semanas después, el propio presidente y CEO de la compañía, Pablo Ceriani, reconoció ante un grupo de pilotos y tripulantes de cabina, mayoritariamente los que hasta entonces operaban los A340, que “con mucha suerte, recién a fin de año (2020) podría producirse la incorporación de dos A330. Aunque unas semanas más tarde, ante periodistas, el ejecutivo fue por más y anunció que estaban “recién en la etapa de estudio sobre cuál sería el módulo más adecuado para el reemplazo de los A340, pero que seguramente iba a estar en la familia de los 330, incluyendo la posibilidad de reemplazar también 4 de los A330 de la actual flota”.

Luego llegó la pandemia y con ella, y hasta tres meses atrás, un manto de silencio.

El objetivo ahora sería reemplazar dos de los A330 más viejos, de tres que vencen este año – por lo que habría que bajarlos para comenzar a reacondicionarlos para la devolución – que son los que habitualmente vuelan a Estados Unidos. Estos aviones no solo están limitados por el peso de despegue y los motores, sino que además deberían entrar  en un chequeo grande por lo que su devolución se podría demorar un par de meses, pero no mucho más. Por lo tanto, si la idea es mantener el nivel de flota, deberían ahora estar incorporando algo. Además los pilotos, a quienes les interesa más lo internacional que el cabotaje, estarían ejerciendo fuerte presión.

Para los técnicos se trata de un buen momento para actualizar flota ya que los leasings están “a precios de pandemia”. Otra ventaja  es que estas aeronaves están equipadas con motores CF6 de General Electric.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here