Airbus concluye con éxito misiones tripuladas desde tierra

0
82

Se trata de ensayos con aviones militares, pero su utilización en un futuro cercano alcanzará también, sin duda,  al trasporte de pasajeros. Hace un tiempo, el presidente de una línea aérea latinoamericana, en un panel en ALTA, planteó que si hoy estamos en un avión a punto de despegar y vemos que en la cabina no hay nadie, correríamos hacia las salidas de emergencia. En 20 años, nuestros nietos, en cambio, se abalanzarían sobre los toboganes si vieran “intrusos” tomando los controles del avión. Lo que anunció Airbus esta semana es haber concluido con éxito una campaña de ensayos en vuelo en la que se ha mostrado una nueva capacidad del sistema de misión C295 FITS (COMMOMISS) que permite su operación remota por parte de tripulaciones en tierra.

La campaña, llevada a cabo en abril sobre el sur de España, abarcó cuatro vuelos e implicó el uso de un banco de pruebas del Airbus C295 Intelligence Surveillance Recognition (ISR) equipado con un paquete de aviónica Collins.

La aeronave llevó a cabo misiones estándar de patrulla marítima con todos los sensores controlados casi en tiempo real por un operador de misión basado en una estación de tierra en las instalaciones de Airbus en Getafe. El control de los sensores se transfirió con éxito a la estación de control en tierra, con diferentes tareas de vigilancia, incluyendo el control de apuntamiento electro-óptico/infrarrojo (EO/IR) y la gestión del radar, realizadas por la tripulación en tierra utilizando el SATCOM de banda Ka instalado.

Durante las pruebas, la conciencia situacional del operador de tierra fue completa, compartiendo el mismo conjunto de herramientas y aplicaciones disponibles en las estaciones de trabajo del Sistema Táctico Totalmente Integrado (FITS) de a bordo, transformando la estación de tierra COMMOMISS en un eficaz nodo adicional del operador.

Entre sus capacidades, COMMOMISS proporcionará a los usuarios:

  • Nodos adicionales del operador en el Centro de Apoyo a la Misión en tierra, proporcionando flexibilidad operativa en misiones largas y complejas, compartiendo tareas entre los miembros de la tripulación táctica de aire y tierra;
  • Integración con la red C2 del operador, contribuyendo a la generación de la Imagen Operativa Común;
  • Acceso inmediato a todos los datos recogidos por los sensores de a bordo para su análisis en tiempo real con recursos casi ilimitados disponibles en tierra;
  • La posibilidad de reducir el número de operadores (y, por tanto, de estaciones de trabajo) a bordo en misiones de vigilancia persistente.

“COMMOMISS allanará el futuro de los sistemas de misiones tácticas aerotransportadas, permitiendo una arquitectura de sistema de misión armonizada, una interfaz hombre-máquina (HMI) y un concepto de operaciones (CONOPS) tanto para vehículos aéreos tripulados como no tripulados, así como para aviones de ala fija y rotatoria. Apoya una integración sin fisuras en el sistema de sistemas global, proporcionando un conocimiento global de la situación a los operadores y contribuyendo a la generación de la imagen operativa común (COP) en el contexto de las misiones ISR”, dice el informe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here