¿Se puede saber qué estamos festejando?

5
295

Este viernes, a las 14:30, arribó el vuelo AR 1065 de Aerolíneas Argentinas  trayendo 765.545 vacunas Sputnik V desde Moscú. No hay, por ahora, otros vuelos en el horizonte. Un día antes, había llegado otro vuelo, el AR1051, desde China, transportando un millón de dosis, la última partida de vacunas Sinopharm para la Argentina según advirtieron las autoridades de aquel país. Hasta aquí sin sorpresa sobre lo que estaba planeado, salvo la presencia del Presidente de la Nación, Alberto Fernández,  junto a la ministra de Salud Carla Vizzotti, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, en la plataforma de Ezeiza. Los funcionarios solo se limitaron, según la Televisión pública y Télam, aparentemente, a presenciar el desembarque de las vacunas y saludar a la tripulación. Pero en realidad, según cuentan, posar al mismo tiempo el Presidente, para un spot alusivo donde distintos trabajadores festejaban con los dedos de las manos haber llegado a las 10 millones de vacunas. También, iniciativa del Ministerio de Salud, apareció en escena la camiseta celeste y blanca de la Selección y el mítico, con todo lo que significa para los argentinos,  número 10 en la espalda de Maradona en el festejo. ¿Festejo?

¿Pero qué había para festejar?

¿Qué con cuatro meses de atraso después de lo que había anunciado el Presidente se llegara a las 10 millones de dosis? ¿Qué, siendo 45 los millones de habitantes, hasta ahora solo se recibieron 10 millones de dos, contando todas las vacunas? ¿Qué hay en la Argentina tres millones de contagiados? ¿Qué solo el 16,6% de los argentinos recibió una dosis de alguna vacuna? ¿Qué solo el 2% de la población recibió las dos dosis? ¿Qué hubo hasta este momento 63.864 muertos por Covid-19, muchos de los cuales se podrían haber salvado de haber sido vacunados?, ¿De tener las terapias intensivas saturadas un año después que empezó la pandemia? ¿Qué no hay oxígeno?  ¿De no disponer de ninguna de las vacunas más difundidas y respetadas del mundo? ¿Qué después de haber despreciado lo que nos ofrecía Pfizer ahora nuestros funcionarios se arrastran pidiendo perdón por una segunda oportunidad? ¿Qué el gobierno haya invertido nuestros escasos dólares en dudosos proyectos – y dudosos empresarios – para tener la vacuna “made in” argentina?  ¿Qué haya 1,5 millones de dosis entre lo que llegó y lo que se aplicó que nadie explicó hasta ahora dónde están? ¿De los vacunados VIP? ¿De la economía? ¿De qué Bloomberg sitúe a la Argentina como el 3º país que peor gestionó la pandemia?  ¿De los índices de pobreza? ¿De las fábricas cerradas? ¿De los cielos cerrados? ¿De la educación, con escuelas, colegios y facultades cerradas desde hace más de un año?

Ojala sigan llegando los vuelos, de Aerolíneas Argentinas o de cualquiera, trayendo vacunas.

Ojala festejemos el fin de la pandemia, sin golpes bajos, y antes que desaparezcamos como Nación.

SGR

5 Comentarios

  1. A nivel de Empresa es muy importante haber podido transportar 10 millones de dosis. Tambien es importante poder haber realizado vuelos de extremada larga duracion.

    Dejemos el tema politico para los diarios habituales. Aca se deberia hablar de aviones, aerolineas y vuelos (y no de Fernandez , Larreta o Macri)

    Me parece que se estan desenfocando de la industria y se estan orientando a comentar la politica muchachos.

  2. Esta nota no tiene perfil tecnico.

    Es una nota netamente politica que podemos encontrar todos los dias en La Nacion u otro diario. Una lastima.

    Creo que se desenfocan de lo que deberia ser este portal (info de la industria aerea, y no de politica general)

    Saludos

  3. QUIÉNES SOMOS
    Aviación News, primer e-newsletter de la región especialmente destinado a difundir las novedades de la industria aerocomercial.

    No pierdan el enfoque por el cual exite el portal y no se ensucien con la politica berreta de todos los dias… para eso estan los diarios habituales.

  4. Es una nota tendenciosa ,acá se debe hablar de la aviación comercial y no entrar en temas políticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here