Alitalia busca desesperadamente que Europa apruebe un nuevo apoyo estatal

0
763

Con pérdidas acumuladas que superan los 11.000 millones de euros y una facturación arruinada por la Pandemia, la situación financiera de la principal aerolínea italiana es, nuevamente, acuciante. En ese escenario, el renovado gobierno italiano busca dar un nuevo apoyo estatal que debe recibir el visto bueno de la Comisión Europea, donde no parecen estar tan convencidos.

En marzo, al comienzo de las negociaciones sobre las ayudas estatales, las dos partes alardeaban de un debate “constructivo”, pero desde entonces el tono ha subido drásticamente.

En la calle, “me asaltan los empleados de Alitalia disconformes con que no se otorgue a Alitalia lo que se les da a Lufthansa y Air France”, se quejó el ministro de Desarrollo Económico italiano, Giancarlo Giorgetti.

Afectadas de lleno por la crisis sanitaria, Air France-KLM y Lufthansa recibieron ayudas públicas de 10.000 millones de euros y 9.000 millones de euros respectivamente.

Encolerizados, los sindicatos de Alitalia se manifestaron la semana pasada en Roma para protestar contra la “venta por lotes” de la compañía y los retrasos en el pago de sus salarios.

El anterior gobierno encabezado por Giuseppe Conte creó, en 2020, una empresa pública para salvar a Alitalia, bautizada Ita, en la que pretendía inyectar 3.000 millones de euros.

En 2017 y 2019, Alitalia recibió préstamos del Estado por un total de 1.300 millones de euros. Bruselas, examina si esta ayuda cumple con las normas de competencia. Bajo la presión de la Comisión Europea, las aspiraciones del proyecto de recuperación de Alitalia se han revisado a la baja. Ahora se trata de una flota reducida a la mitad, a 45 aviones, y se bajaría el personal a 4.500 empleados en el sector de la aviación. Los servicios de mantenimiento y de tierra se venderían por separado.

Sin embargo, Bruselas no lo ve tan claro. Primero, le exigiría reducir a la mitad los derechos de vuelos en el aeropuerto de Linate (Milán). También pretende que esta empresa marque una ruptura con la anterior. Es decir, que sea rentable. Pero, según ha trascendido a la prensa estos días, la Comisión ha advertido que así como está planteada la aerolínea no sería capaz de generar retornos y que los activos de Alitalia hay que pagarlos. Si la comisaria Margrethe Vestager no da el visto bueno, Alitalia corre el riesgo de quedarse en tierra para siempre.

El ministro de Transporte de Italia, Enrico Giovannini, afirmó que la Unión Europea (UE) no puede frenar el rescate público de Alitalia, y sí autorizar las ayudas del Estado francés a Air France.

“Tenemos un diálogo y una negociación muy intensa con la Comisión Europea sobre el nuevo plan industrial de Ita (la sociedad saneada que Italia quiere crear a partir de Alitalia). Está claro que no podemos aceptar un trato desigual por parte de la UE frente a Air France o Lufthansa”, ha afirmado el ministro en una entrevista a la televisión pública RAI.

El titular de Economía, sin embargo, ha reconocido que “las condiciones de las tres empresas son muy diferentes”, pues “Air France y Lufthansa tenían balances saneados y eran muy competitivos antes de la pandemia” y Alitalia ya tenía dificultades.

De hecho, Alitalia está en administración concursal desde mayo de 2017, por sus graves problemas financieros, y no ha logrado que ningún potencial inversor se interese por la compra de todo su negocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here