Con la ayuda de la cuarentena, Aerolíneas avanzó esta semana hacia la absorción de Austral. Requiem para esta empresa

2
2545

El viernes, APLA y UALA, con la mediación interesada del CEO del grupo, Pablo Ceriani, sellaron un acuerdo que supuestamente despejaría finalmente el camino hacia la absorción de Austral por parte de Aerolíneas Argentinas.  El certificado de defunción de Austral – un viejo anhelo de APLA – tiene fecha: 31/12/2020. Ese día se evaporará una aerolínea con casi 63 años de historia. Una más que desaparece, en este caso también por esa manía argentina de ir al revés del mundo consolidando un monopolio estatal. A Aerolíneas solo le quedan las Low Cost para volver a los años ’50. Si bien los comunicados de la empresa y los dos gremios de pilotos coinciden en hablar de “acuerdo” para la fusión, entre los pilotos de Austral se interpretó que lo que hubo fue una imposición en momentos de cuarentena, aprovechando la debilidad de los trabajadores para llevar adelante medidas de fuerza. ¿Cómo hacer un paro cuando los aviones hace seis meses están enmoheciéndose en tierra? El acuerdo, al revés de la satisfacción que buscan transmitir los comunicados – Pablo Biró, presidente de APLA le dijo a la prensa ese día “que estaba muy feliz” – generó discusiones y reproches dentro de UALA y entre los pilotos de Austral.

“La pelea es despareja. Lo que buscamos fue privilegiar las fuentes laborales y eso lo logramos. Lo otro es muy difícil en este momento, en especial cuando se trata de una decisión política, donde tenés a todos los funcionarios en contra y los que no lo están, y que en otras oportunidades apoyaron la independencia de Austral, ahora ni responden las llamadas”, dijo un integrante de UALA.

El primer comunicado, el de la empresa, informaba que se había cerrado un acuerdo con los pilotos de ambas empresas “de cara a la fusión que permitirá mejorar la programación de vuelos, unificar criterios operativos y hacer más eficiente la estructura organizacional”.  Para agregar que a partir de este acuerdo, el trabajo de los pilotos se desarrollará bajo las mismas reglas y criterios, se integrarán sus escalafones (según el criterio histórico de APLA, claro) y se unificará su representación gremial (algo obvio, ya que solo habrá delegados de APLA). Para cerrar, aunque sin explicar cómo, con un: “Esto mejorará la productividad de la flota”.

 

“El objetivo del kirchnerismo de absorber Austral – si bien la idea la manejaron todas las administraciones – comenzó en el 2008, cuando Aerolíneas volvió al Estado, pero por más empeño que pusieron no lo lograron. Ahora, como ellos mismo dijeron al hacerse cargo nuevamente La Cámpora de la empresa, “vinimos a completar la tarea”. La cuarentena fue la gran oportunidad. El gran ganados sin duda es Pablo Biró, para muchos quien realmente maneja Aerolíneas Argentinas”, describió un histórico Comandante de Austral.

 

El punto clave en esta histórica discusión es el escalafón de los pilotos. Cuando una empresa es una empresa, los pilotos y copilotos van ascendiendo a través de las distintas flotas por antigüedad y desempeño. En este caso, los pilotos de Austral jamás tuvieron la oportunidad de ocupar un asiento en los aviones de Aerolineas. Su carrera teóricamente comenzaba y terminaba en un Embraer.   De producirse una vacante de comandante en la flota B737 de Aerolíneas quien ascendía no era el comandante mejor posicionado de la flota Embraer (Austral) sino el copiloto mejor rankeado de Aerolíneas.  Al margen de temas culturales, este fue el nudo que bloqueó cualquier posibilidad de fusión. La integración de las carreras. Una fusión implica hacer de dos empresas una. Lo raro en este caso es que la empresa resultante tendrá dos niveles de empleados cumpliendo idénticas funciones.

En definitiva se confirmó que los pilotos más antiguos de Austral pasarían a estar detrás del copiloto más nuevo de Aerolíneas.

El acuerdo establece también que se garantizara la flota Embraer, o un reemplazo “equivalente” por al menos 15 años. Aunque el acuerdo también implica que se abrirán 30 vacantes para copiloto de 737 en las que podrían aplicar los Primeros Oficiales de Austral,

El próximo objetivo de la dirección será acordar también con los tripulantes de cabina de pasajeros y con el personal del área técnica.

Ambas empresas convocaron a Asambleas Ordinarias y Extraordinarias de Accionistas para el próximo 20 de octubre, donde el segundo punto de las mismas será la consideración de la fusión entre ambas sociedades.

La fusión es uno de los objetivos que se fijó la actual administración con el argumento de evitar duplicación de estructuras (aunque persisten dos flotas) y ahorros estimados por U$S 100 millones anuales que nadie fundamentó.

2 Comentarios

  1. Muy triste la desaparición de una línea aérea emblemática de nuestro país como es Austral. Como bien dice la nota, siempre marchamos a contramano del mundo.

  2. No sólo por Austral debemos pedir un Requiem. El país está destruído y 8 meses sin vuelos.
    Gracias Meoni, Lammens, Tamborelli y Ceriani, el mejor equipo de los 50 años….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here