SE ROMPIÓ EL ACUERDO ENTRE BOEING Y EMBRAER PARA CREAR “THE BOEING BRASIL COMMERCIAL”

0
641

Boeing anunció este sábado que da por concluido su acuerdo con Embraer para crear una empresa conjunta sobre la que recaerían las operaciones comerciales de esta última. El pacto, firmado en 2018, incluía el desembolso de U$S 4.200 por parte de Boeing para controlar el 80% de las acciones de la nueva compañía, The Boeing Brasil Commercial. La fecha límite para que ambas firmas cumplieran con las condiciones establecidas y pusieran en marcha la filial conjunta expiraba a la medianoche. El fabricante estadounidense, consideró que la empresa brasileña no había cumplido con su parte del acuerdo por lo que lo daba por terminado, lo que generó duras críticas por parte de Embraer. Si bien la fecha límite podía ser prorrogada por cualquiera de las partes, Boeing ejerció su derecho a terminar con el acuerdo argumentando que Embraer “no satisficiera las condiciones necesarias”. “Hemos llegado a un punto en el que continuar la negociación en el marco del acuerdo de fusión no va a resolver los problemas no resueltos”, señaló Marc Allen, presidente del Embraer Partnership & Group Operations, división encargada de la fusión por parte del fabricante estadounidense. Embraer reaccionó con un comunicado con duras acusaciones, afirmando que Boeing rescindió el acuerdo indebidamente y que utilizó argumentos falsos, y que todo es un pretexto para evitar sus compromisos de cerrar la transacción y pagar a Embraer el precio de compra. E insistió que los sistemáticos atrasos e incumplimientos del preacuerdo eran excusas frente a su situación financiera, los 737Max y otros problemas comerciales y de reputación. El consejero delegado de Embraer, Francisco Gomes Neto, ha difundido un vídeo en que anuncia “vamos a buscar una indemnización” tras lamentar la rescisión por parte de Boeing. En los últimos tres meses, Boeing ha sido la empresa que peor desempeño ha tenido en el Dow Jones de la Bolsa de Nueva York, retrocediendo más de un 50% desde mediados de enero. Embraer, que tiene 18.500 empleados, también pasa por una difícil situación como el resto de las empresas aeronáuticas. La crisis del coronavirus, para peor, ha retrasado pedidos y las perspectivas de negocio son sombrías.