LOS JUECES DE LA CORTE TIENEN CORONITA EN LA ARGENTINA

0
281

La directiva del Ministerio de Transporte a Aerolíneas Argentinas, y no de Presidencia como se dijo, no es nueva. Tiene por lo menos dos meses. Pero por esas cosas extrañas que suelen ocurrir en la Argentina -no olvidar que la Corte tiene a su cargo por estos días decidir sobre los aumentos de tarifas- la directiva trascendió ahora. El mail del gerente de Aeropuertos de Aerolíneas, Ricardo Lehmacher, con fecha 9 de julio, lo único que hace es instruir sobre la norma a todos los sectores operativos involucrados. Concretamente, la directivas emanada desde el despacho de Guillermo Dietrich disponía que, siendo el Estado accionista de la empresa, se le otorgará a los Miembros de la Corte Suprema -solo a ellos- un upgrade a la clase superior (Business en el caso de aviones de largo radio y Económica superior en los de un pasillo) por “cuestiones de seguridad e investidura” cuando estos viajaran por la compañía por razones de servicio. La norma no hace más que ponerse a la par del decreto 280 que establece lo mismo para el Presidente de la Nación. Decreto que no es de ahora sino que lleva varios años. Quienes llevan mucho años en esta industria o en la misma Aerolíneas Argentinas recuerdan cuando, antes de su privatización, miembros de las Fuerzas Armadas (gobiernos militares), gobernadores y hasta obispos no solo tenían reservados los primeros asientos sino que además viajaban gratis. Cambió, aunque no tanto, cuando la empresa se privatizó. Salvo que aquí no había una norma escrita sino que quedaba a criterio -y conveniencia- de los dueños de la compañía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here