NI SIQUIERA UNA SERIE DE PICARDÍAS LE REGALARON AL PRESIDENTE DE AEROLÍNEAS, MARIANO RECALDE, UNA BUENA SEMANA

0
304

Este lunes fue un día difícil para los habitantes del noveno piso de la Torre Bouchard, allí donde la cúpula de Aerolíneas tiene su lugar. No solo porque allí tiene su despacho Mariano Recalde, el gran perdedor en las PASO de la ciudad de Buenos Aires, sino porque allí también hay dos oficinas que ya no usan directores y gerentes de área de Aerolíneas sino miembros de La Cámpora, agrupación política a la que pertenece Recalde. Dicen, quienes suelen deambular por los pasillos de la torre, que este lunes se escucharon acaloradas discusiones en esas oficinas, algunas de subido tono. Pero los reclamos no eran tanto por la magra cosecha de votos que obtuvo Recalde el día anterior -12,29%- sino fundamentalmente por el ruidoso festejo de un segundo lugar para el Frente para la Victoria que no fue, como se confirmó a las 22 horas. Es evidente que de poco sirvió en la ciudad la imagen de “gestión exitosa” que medios oficialista tratan de darle a su experiencia en Aerolíneas. Tampoco algunas picardías de último momento: como presentar el viernes a la madrugada en Aeroparque, a 10 minutos del inicio de la veda, un B737-800 recientemente incorporado a Aerolíneas, acompañado por dirigentes de La Cámpora; o lanzar una pegatina masiva de afiches con su imagen (aún sobre la de sus compañeros de partido) a minutos del inicio de la veda (ejemplo: Curapaligüe y Eva Perón, en Parque Chacabuco), afiches que sobrevivieron a la elección, o las 5 páginas y media de publicidad -algo inédito para un mismo anunciante- en el suplemento de turismo del diario Clarín, el gran enemigo, el mismo día de la votación, promocionando tarifas, cuotas, ofertas y descuentos para volar obviamente por Aerolíneas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here