CONTRADICCIONES DEL ÚLTIMO PARO EN LA AVIACIÓN ARGENTINA

0
371

El jueves 28, sin mecánicos, azafatas ni controladores, las aerolíneas nacionales no pudieron despegar. Las internacionales lo hicieron con cierta normalidad hasta las 18 cuando hubo cambio de controladores. Entonces debieron reprogramar sus vuelos para después de la medianoche. Hasta allí nada sorprendente. Las compañías locales, avisadas, cerraron las ventas, reprogramaron sus vuelos y le ofrecieron a los pasajeros reorganizar sus viajes sin pagar penalidades. Lo curioso fue descubrir un día antes, en una solicitada firmada por el Ministerio de Trabajo bajo el título “Mañana la mayoría de los argentinos quiere trabajar”, a APA (personal de tierra), APLA (mayoría de pilotos de Aerolíneas) y UALA (pilotos de Austral) junto a una lista de gremios que no adherían al paro convocado por las centrales opositoras. Dos de estos gremios casualmente, APLA y UALA, eran los mismos que dos semanas antes habían generado cancelaciones y demoras en Aerolíneas y Austral reclamando adelantar las paritarias para compensar el deterioro de los salarios por la inflación y la actualización de los mínimos no imponibles en el impuesto a las Ganancias. Casualmente los mismo reclamos que enarbolaron el último jueves los gremios enfrentados al Gobierno para decretar el paro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here