AEROLÍNEAS II: GUERRA DE COMUNICADOS CON AMENAZAS DE DEVOLVER AVIONES, CERRAR RUTAS Y REDUCIR ESTRUCTURA

0
428

La semana pasada dos medios -uno de ellos Aviación News- dieron cuenta de la amenaza de algunos gremios aeronáuticos de un plan de lucha que arrancaba con un paro de 24 horas en Aerolíneas y Austral para ir luego subiendo la dosis si no se lograba un acuerdo. Los gremios reclaman un 35% de aumento mientras que la empresa ofrece, según los gremios, un 26%. Hasta allí nada nuevo cuando se discuten paritarias. Sin embargo el anticipo de paros escalonados arrancando este jueves generó una guerra de comunicados en los que abundaron las amenazas pero también las confesiones que no ayudan a cimentar la imagen de buen gerenciador con pretensiones políticas que busca atribuirse Mariano Recalde. En uno de sus párrafos la empresa reconoce que “esta gestión pública ha mantenido más puestos de trabajo que los necesarios para el nivel de actividad” para agregar luego que “también sostuvimos condiciones laborales muy superiores al resto de otros asalariados (privados y públicos) con sueldos incomparables con la media general”. Para pasar luego a las amenazas, bajo la forma de elevar al Congreso una propuesta de reestructuración del Plan de Negocios, que incluya un procedimiento preventivo de crisis, la eliminación de rutas internacionales no rentables y la devolución anticipada de los aviones menos rentables y una adecuación de la estructura. Los gremios, a través de la Federación Argentina del Personal Aeronáutico (FAPA), respondieron con una invitación a conferencia de prensa – ver nota aparte – pero sin dejar de señalar que el 40% de los 12 mil empleados que hoy tiene el grupo fueron incorporados por esta gestión que además “deja mucho que desear”. Un nuevo comunicado de la empresa reconoce que no se han “adoptado políticas de eficientización basadas en recortes de empleos improductivos, congelamiento de salarios y si, por el contrario, se han aumentado notoriamente los sueldos y las condiciones de trabajo”, lo que no habla de un bien administrador, si ese era el objetivo, teniendo en cuenta el rojo crónico de la compañía. En otro párrafo, la empresa administrada por La Cámpora reconoce que los pasajes al exterior han caído un 40% “y sin embargo el Estado y todos los argentinos (aquí ya no la administración) continua invirtiendo fondos en el plan de crecimiento de nuestra compañía”. Por último el comunicado habla de interesados en que el plan de crecimiento de la empresa fracase para volver a los ’90, mientras los gremios acusan a la empresa de volver al discurso neoliberal de esos mismos años cuando amenaza con despedir gente y devolver aviones improductivos “cuando la flota fue panificado por esta conducción empresaria”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here