¿PODRÁ CUMPLIR AEROLÍNEAS ARGENTINAS SU PROGRAMACIÓN INTERNACIONAL DE VERANO?

0
169

La preocupación (¿histeria?) no sólo alcanza a quienes tienen que armar la programación para la temporada alta que viene sino también a la más alta dirección de la empresa. La causa principal es no contar con pilotos habilitados para volar los “nuevos” A330 que se están incorporando. Como explicó la semana pasada Aviación News, los pilotos de A340, que con una mínima instrucción -dos semanas- podrían quedar habilitados para volar los A330, no aceptarlo la opción ofrecida por la empresa para incorporarse a la nueva flota al no acceder la dirección a un plus salarial que reclamaban y que, dicen, figura en los convenios. La opción de habilitar tripulantes de B737NG, al margen de más costosa, requiere tiempos de simulador de por lo menos seis meses. Sin estos equipos la programación de verano, incluidos los charters comprometidos, se complica. La solución sería recurrir a los A340. Pero la compañía tiene obligatoriamente que desprenderse en estos meses de dos A340-200 que se vencen y que no continuarán en la flota y de dos A340-300, el BIT y el BMT, que se paran para su devolución. Otro A340-300 tiene programado viajar esta semana a los talleres de Iberia para su reconfiguración interior. Regresa en noviembre. La llegada programada de un A340-300 alquilado a Airbus que vendría con los colores de SkyTeam en su fuselaje podría ayudar, pero la mala suerte hizo que un golpe accidental en tierra lo dañara en Bruselas donde lo están pintando. Habrá que ajustar la programación. Difícilmente se opte por postergar la inauguración del vuelo a Nueva York, prevista para el 15 de diciembre con A330, por una cuestión de imagen. Reducir frecuencias a Roma y Barcelona es la otra alternativa que asoma en el horizonte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here