¿EN QUÉ QUEDÓ EL RECAMBIO DE LA FLOTA EMBRAER DE AUSTRAL?

0
1294

Uno de los temas que con más fuerza se instaló durante estos años dentro del grupo Aerolíneas fue la decisión de reemplazar los Embraer 190 (22 de su propiedad y 4 en leasing) que componen la flota de Austral. Un proceso, con aristas un tanto escabrosas por su sospechado ingreso a la compañía, que avanzó en 2017 hacía una licitación amplia para su reemplazo. Así se confeccionó un pliego licitatorio en el que trabajaron gente de la compañía y especialistas que concluyó cuando, por octubre de 2018, se recibieron en las oficinas de la empresa 20 propuestas entre fabricantes de aviones y motores y lessor. “Nuestra intención -señalaron en un comunicado desde la empresa entonces- es reemplazar los Embraer por aviones nuevos, de última tecnología, apuntando a una mayor eficiencia en el consumo, rastro ambiental y costo operativo”. Lo que pudo averiguar ahora Aviación News es que a principios de este año se había llegado a una definición, que presentaba a los B737-MAX como el avión adecuado, que además ofrecía la ventaja de unificar la flota de corta y media distancia del Grupo. La idea era presentar, para su aprobación, la propuesta al Directorio. Pero esta, por distintos motivos, se fue dilatando hasta que llegó la crisis de los MAX. Salvo, porque están de oferta, no pareciera el momento ideal para concretar el cambio de flota por lo menos en estos términos.