PABLO BIRÓ YA TIENE CONTRINCANTE PARA LAS PRÓXIMAS ELECCIONES EN APLA: SERÍA EL HIJO DE UN VIEJO CONOCIDO SUYO

0
69

En poco tiempo más habrá elecciones en el sindicato que agrupa a la mayoría de los pilotos argentinos. Allí, en APLA, están casi todos, excepto los de Austral que se mantienen fieles a su propio gremio: UALA. Pablo Biró, su actual presidente, busca una nueva reelección. Unas semanas atrás se lo sindicó como el instigador para que la PPP (Programa de Propiedad Participada) de Aerolíneas, que agrupa las acciones del personal, se abstuviera de firmar el Balance 2017 y rechazara la actual gestión que encabeza Mario Dell’Acqua. Peró a Biró, que en la última elección a presidente no tuvo el apoyo mayoritario de los pilotos de Aerolíneas, pero sí el de los de otras compañías (le ganó por apenas 33 votos a su hermano Daniel), le surgió ahora un contrincante: Diego Pérez Bariggi, que propone una “alternancia en el poder” además de “darle paso a las nuevas generaciones”. Se trata del hijo del ex poderoso presidente de APLA, Jorge Perez Tamayo, quien tuviera como vicepresidente a Biró hasta que se enfrentaron dentro del gremio. Muy cercano al kirchnerismo (Perez Tamayo también lo fue), Biró buscaría el apoyo de la CGT, pero a través de la CTA, a la que pertenece. Sin embargo es probable que quienes dirigen la central obrera apoyen al hijo de un dirigente que fue importante desde el sector del transporte, y aliado incondicional de Hugo Moyano. El joven piloto estaría, además, cerca de Pablo, pero especialmente de Facundo Moyano. Pérez Bariggi dijo a la agencia Mundo Sindical estar en contra de la privatización de Aerolíneas pero a favor de que vengan otras aerolíneas, siempre que cumplan estrictamente con el Convenio Colectivo de Trabajo y la Resolución 671. El tema tripulantes no es un tema menor en Aerolíneas. Algunos datos que surgen de los balances muestran, por ejemplo, que el rubro “gastos en remuneraciones” (sueldos, cargas sociales y aguinaldo) para toda la compañía fue de U$S 606 millones (28,3% del total de gastos), de los cuales U$S 151 millones correspondieron a “pilotos”. Teniendo en cuenta los 913 tripulantes que conforman la plantilla, da que el gasto salarial (incluye cargas sociales) promedio por piloto durante el año pasado fue de U$S 166.000.