¿EN QUÉ SE PARECEN EDESUR Y AEROLÍNEAS ARGENTINAS?

0
147

La semana pasada, en plena crisis por los cortes de luz en Buenos Aires y alrededores, la vocera de Edesur insinuó, tímidamente, que parte de los problemas había que buscarlos en la falta de actualización de las tarifas eléctricas. La reacción del ministro de Planificación, Julio De Vido, el mismo que tenía a su cargo la aviación comercial junto al secretario de Transporte, Ricardo Jaime, durante la administración Marsans en Aerolíneas, no se hizo esperar y habló de “chantaje” mientras amenazaba con expropiar la empresa. El gremio de Luz y Fuerza inmediatamente exteriorizó su apoyo. Sin que esto suene a defensa de la cuestionada gestión de los españoles en Aerolíneas, la historia es inexorablemente parecida. Años sin actualizar tarifas, por lo tanto sin inversiones, mientras gremios y funcionarios reclaman y los pasajeros se alejan por el mal servicio. Hasta la asfixia. Entonces la empresa vuelve, previo festejo en el Congreso, al Estado empresario. Y como ocurrió con Aerolíneas en 2008, rápidamente se autorizan incrementos tarifarios y los fondos comienzan a fluir generosamente. Luego vendrá un juicio multimillonario en el CIADI que en algunos años todos tendremos que pagar. Pero esa es otra historia.