Lufthansa establece una tasa ambiental de € 72 que pagarán los pasajeros

0
157

Es una de las aristas polémicas de la cuestión ambiental: la reconversión del transporte aéreo, el dinero necesario para impulsar la producción de SAF o para sostener la investigación de nuevas tecnologías (electricidad o hidrógeno, por ejemplo), demanda un ingente flujo de fondos. Las quejas de algunas organizaciones ecologistas es que justamente, al menos con la aviación, es muy posible que las aerolíneas no pongan dinero de sus propios balances, sino que terminen “cobrándolo” a los pasajeros. De eso se trata el cargo de € 72 para todos los pasajes de vuelos que inicien en la Unión Europea, el Reino Unidos, Noruega y Suiza, a partir del 1° de enero de 2025. En realidad, el monto final dependerá de la ruta y de la tarifa a ser aplicada. Por otra parte, la tasa coincide con la normativa de la Unión Europea que obliga a las aerolíneas para utilizar al menos un 2% de combustibles de aviación sostenibles, desde 2025. Cabe recordar por otro lado, que ya en 2022, Air France-KLM implantó un recargo de € 24 por esta misma razón.