La semana que viene estaría en Buenos Aires el avión de Alberto Fernández, aunque ya no le servirá para la campaña presidencial. ¿Se animarán a traerlo?

1
3164

Mientras el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, festeja finalmente la venta del avión presidencial –un B787 Dreamliner de la primera camada – que había comprado su antecesor, Felipe Calderón, en la Casa Rosada en Buenos Aires, el primer mandatario de Argentina, Alberto Fernández, espera para la semana que viene – según le prometieron –  la llegada del Boeing 757-256 por el que Presidencia pagó 25 millones más el ex Tango 01 (también un B757- 200) adquirido durante la presidencia de Carlos Menem.

El que estaba estacionado en un hangar de la Ciudad de México, fue vendido la semana pasada  por U$S 92 millones al Gobierno de Tayikistán, país del Asia Central, ex URSS. La venta de este avión adquirido en 2018 se convirtió en una obsesión del presidente López Obrador para quien “No podía haber Gobierno rico con pueblo pobre”. Fue entonces cuando hizo la promesa de venderlo – en el medio, intentó cambiarlo por aviones y helicópteros para combatir incendios forestales, vendérselo a la Argentina o Canadá y hasta rifarlo –  que ahora cumplió.

Al margen de la distancia que hay entre un B787 y un 757, están los U$S 92 millones y los U$S 25 millones

La semana pasada, un equipo de técnicos argentinos viajó para terminar la operación, una vez girada la plata a OACI, que funcionó como garante de la operación, y de allí al intermediario, C&L Aviation Group, una empresa con sede en Maine (Estados Unidos) con antecedentes de venderle repuestos y aviones a la Fuerza Aérea, que recibió los 21.730.000 y, en Buenos Aires, el ex Tango 01 valuado para la ocasión en U$S 3 millones. El ARG 01 está ahora en Kansas asistiendo al proceso de pintura. Todo hace suponer que en unos días estará en algún aeropuerto de la Argentina

Tarde, si Alberto Fernández pensaba usarlo durante la campaña presidencial volando a las provincias antes de las PASO. Ahora habrá que buscarle alguna otra finalidad, como vuelos de despedida.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here