ATR, sus resultados en 2022 y proyecciones para este año

0
697

El fabricante aeronáutico entregó 25 aviones nuevos y once de segunda mano en 2022. Tiene una cartera de pedidos de 160 aviones y para 2023 se ha fijado el objetivo de 40 entregas, aunque pretende elevar la producción al doble en los próximos años, ante la previsión de que el mercado precisará de unos 1.500 nuevos aviones turbohélices en el plazo de veinte años.

ATR quiere potenciar su presencia en el mercado regional de EE.UU., así como en el sector carguero, corporativo, gubernamental y humanitario, con aviones adaptados para cada uno de los diferentes segmentos.

El año pasado se crearon 150 nuevas rutas con aviones ATR. Como parte de su compromiso con la descarbonización, ATR realizó el primer vuelo de la historia 100% con combustible de aviación sostenible (SAF) en un avión comercial y su nuevo motor PW127XT fue certificado y puesto en servicio. Al mismo tiempo, ATR avanzó con éxito en el desarrollo de su familia de aviones, completando el primer vuelo de prueba del ATR 42-600S (despegue y aterrizaje cortos) y lanzando un estudio de viabilidad para su concepto EVO de próxima generación. Estos logros muestran el compromiso con la conectividad, la sostenibilidad y la innovación que representa ATR.

ATR es el único fabricante de aviones turbohélices comerciales de más de 50 plazas. En la actualidad tiene en servicio unos 1.200 aviones y avanza en el desarrollo del proyecto EVO para el equipamiento de motores híbridos-eléctricos. Otras opciones, como el avión eléctrico y el uso del hidrógeno en sustitución del keroseno, están aún lejos de su posible aplicación.

La Directora Ejecutiva de ATR, Nathalie Tarnaud Laude, dijo que «el objetivo para 2023 es mantener nuestra posición como el principal fabricante de aviones regionales, al apuntar al menos a 40 entregas, con la ambición de aumentar la producción a 80 aviones en los próximos años. Con su economía imbatible, las últimas tecnologías y su desempeño ambiental inigualable, los aviones ATR son lo que los clientes necesitan para operar sus rutas de manera rentable, a pesar de la inflación y la incertidumbre energética. Lo que nos impulsa es que la aviación regional sostenible tiene el poder de mejorar vidas a nivel mundial, brindando conexiones vitales a las comunidades y las economías, lo que se traduce en aumentos del Producto Interno Bruto y empleo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here