Reclamo contra Aerolíneas Argentinas por discriminación tarifaria

0
876

Esta vez fue la provincia de Catamarca, a través de sus autoridades y medios de comunicación, los que levantaron la voz. Pero el tema es viejo a abarca a una serie de ciudades respecto a otras vecinas – igual distancia desde Buenos Ares – cuya única diferencia es si hay competencia o no en rutas donde opera Aerolíneas Argentinas.

La polémica por los precios de los pasajes aéreos entre Catamarca y Buenos Aires, sumó un nuevo capítulo. Sucede que el vuelo desde el Aeropuerto Felipe Varela tiene un valor de hasta un 264% más que desde provincias vecinas, como por ejemplo Tucumán.

Según un relevamiento realizado por medios locales y en base a datos tomados de la web de Aerolíneas, un pasaje ida y vuelta entre Buenos Aires y Catamarca para el  martes 14 y regreso una semana después, tiene un costo de $83.234,10; mientras que el mismo itinerario a Tucumán, para los mismos días, tiene un valor de $22.830,30. Esto implica una diferencia del 264% menos.

La diferencia es enorme e inexplicable, según consignan los catamarqueños, teniendo en cuentas que la distancia recorrida y la duración de los vuelos es la misma.

“Diferencia que puede ser mayor o menor dependiendo del día y de la posibilidad de acceder a precios promocionales que la aerolínea de bandera ofrece en los vuelos desde Tucumán, pero no desde Catamarca”. Sin embargo, siempre hay una diferencia en contra superior al 150%. Además del precio, también hay una gran disparidad en la oferta de vuelos ya que desde Tucumán hay vuelos todos los días, en distintos horarios y con una gran variedad de precios, mientras que desde Catamarca hay un solo vuelo y sin la posibilidad de elegir entre precios más económicos.

Esto llevó a que legisladores provinciales, opositores claro, le pidieran al Ejecutivo provincial que solicitara al Gobierno nacional y a Aerolíneas Argentinas “un cuadro tarifario que no genere ciudadanos de primera y segunda, en la República Argentina”.

El reclamo de los vecinos es que otras compañías, las low cost, vuelen a la provincia generando competencia. Sin embargo, hay rutas que no soportan, por cantidad de tráfico, dos aerolíneas volando al destino lo que la transformaría en una ruta no rentable para todas. Y si bien las tarifas son altas, como para volar a un 60% o 70% de ocupación, en cuanto aparezca un competidor las mismas bajan drásticamente.

La queja de Catamarca no es nueva ni la única. San Juan y San Rafael suelen tener la misma discriminación respecto a Mendoza, Jujuy respecto Salta además de provincias como La Rioja, San Luis, etc.

Esta situación también sirve para refutar una teoría que esgrimen desde la empresa para justificar las enormes pérdidas de la compañía: “perdemos porque volamos a destinos donde nadie vuela”. Los números finos, en cambio, dicen que es al revés: esos son los destinos más rentables – el mejor yield, lejos – en tanto que los más deficitarios son justamente donde hay competencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here